Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Los Brics pasaron a la historia, que vivan los Ticks

La crisis de Brasil y Rusia erosionó el poderío del hasta ayer poderoso grupo de mercados emergentes. Ahora prevalecen los países relacionados al desarrollo tecnológico.

Los Brics pasaron a la historia, que vivan los Ticks

El concepto Brics –basado en la creencia de que el cuarteto compuesto por Brasil, Rusia, India y China impulsaría una imparable ola de crecimiento económico encabezado por los mercados emergentes– dominó el firmamento durante más de una década después de haber sido acuñado por Jim O’Neill, el entonces economista jefe de Goldman Sachs en 2001.

Pero las profundas recesiones en Brasil y Rusia han golpeado tanto la confianza en la hipótesis de los Bric que a fines del año pasado hasta Goldman cerró su fondo Brics después de que sus activos se redujeron a u$s 100 millones, comparado con el pico de más de u$s 800 millones a fines de 2010.

En su lugar, los gestores de fondos del mercado emergente parecen haberse topado con su potencial reemplazo: los Ticks, con los tecnológicos Taiwan y Corea del Sur apartando a los codazos a Brasil y Rusia, que están más centrados en las materias primas.

Además de ser una sigla pegadiza (Ticks corresponde a Taiwan, India, China y Corea del Sur), el realineamiento nos dice mucho sobre la cambiante naturaleza de los mercados emergentes con los servicios, particularmente la tecnología, entrando en acción y el comercio en productos físicos, especialmente los commodities, en plena retirada.

"Los Brics ya no son tal motor del crecimiento del mercado emergente. Hay un nuevo orden de las cosas", aseguró Steven Holden, fundador de Copley Fund Research, que hace el seguimiento de 120 fondos de acciones emergentes que suman un total de u$s 230.000 millones en activos.

"La tecnología simplemente avanza galopante y el consumo es en lo que uno ahora está invirtiendo en los mercados emergentes (ME). No creo que mucha gente sea conciente de la nueva realidad de los ME tanto como debería. Ellos piensan en Brasil, Rusia, materias primas, compañías energéticas grandes. Eso cambió enormemente.

Richard Sneller, director de acciones emergentes en Baillie Gifford, cuyos fondos EM Growth y EM Leading Companies invierten en compañías tecnológicas entre 45% y 50% de los activos que administran –entre u$s 10.000 y u$s 15.000 millones–, comentó: "En muchos mercados emergentes, la velocidad con la que los consumidores jóvenes se están adaptando al cambio tecnológico, en áreas como comercio electrónico y compras online, es muy superior que en Estados Unidos.

Según datos de Copley, en promedio los fondos de acciones del mercado emergente tienen una ponderación a los Ticks cercana al 54%, comparado con el 40% de abril de 2013, si bien en el caso de los Brics se mantiene cerca de 40%.

Hasta diciembre, el 63% de los fondos tenían al menos 50% de sus activos invertidos en los Ticks, mientras que sólo el 10% tenía alta exposición a los Brics.

Firmas como JPMorgan, Nordea y Swedbank tienen una ponderación de al menos 35% a sólo Taiwan y Corea en al menos algunos de sus fondos, mientras que los vehículos gestionados por Carmignac, Fidelity y Baillie Gifford tienen una exposición de 3% o menos a Brasil y Rusia.

En promedio, los fondos de acciones de ME hoy tienen la misma exposición en tecnología informática (IT) de China que en el sector financiero del país, después de haber elevado fuertemente sus tenencias tecnológicas en los últimos tres años.

La tendencia se intensificó a fines del año pasado, cuando el MSCI amplió su índice ME para incluir compañías que cotizan en el exterior, agregando empresas de tipo de Alibaba, Baidú y Netease que cotizan en Nueva York junto a los actuales pesos pesados como Tencent.

Más lejos, las dos acciones que más presentes en los 120 fondos gestionados por Copley son la fabricante taiwanesa de chips TSMC y la coreana Samsung Electronics.

En cierta medida, la compra de acciones Ticks y tecnológicas por parte de los fondos refleja su mayor ponderación en el índice MSCI, en particular dado que muchas compañías de productos básicos y energía están sufriendo una fuerte contracción de su valuación bursátil en medio de la baja de los commodities. Los cuatro miembros de Ticks ahora tienen una ponderación de 62,4%.

Una pregunta es si esta tendencia refleja un cambio estructural subyacente o si es puramente cíclico, con sectores como IT y consumo viendo que sus ponderaciones suben a medida que retroceden las compañías de materias primas.
 

Taiwan era el país con mayor ponderación en el índice MSCI EM durante el auge de las puntocom a principios de los ‘2000, antes de que comenzara el superciclo de los commodities. Brasil, que encabezó ese fenómeno, posteriormente tuvo menores ponderaciones, que de 17,6% en junio de 2008 pasó a sólo 5,2%.

Más notas de tu interés

Comentarios1
benedictodos800
benedictodos800 31/01/2016 03:41:14

ESTOS SERAN LAS PROXIMAS HORMIGAS DEL MUNDO, NO HABRA INSECTICIDA QUE LOS DETENGA QUE SUERTE SE COMERAN A EUROPA Y EEUU JAJAJAJAJAJ