Miércoles  02 de Enero de 2019

Llegada de Bolsonaro genera dudas y expectativas en los mercados

Si bien la comunidad empresaria es optimista, muchos temen que no tenga la habilidad política para conseguir los cambios económicos que tanto prometió

Llegada de Bolsonaro genera dudas y expectativas en los mercados

Pese a todo lo ruidosa que fue su victoria electoral en octubre, hasta entonces Bolsonaro había dicho poco sobre qué quería hacer con la economía en caso de ser presidente.

Conocido por sus comentarios despectivos hacia las mujeres, los homosexuales y las personas de raza negra, y por su defensa a los torturadores de la dictadura militar de Brasil, el ex capitán del ejército usó los medios sociales para aprovechar el enojo del pueblo por la profunda recesión y arraigada corrupción. Muchos votantes lo ven como el antídoto al Partido de los Trabajadores (PT), cuyo fundador y ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva está en prisión por corrupción desde principios de 2018.

Bolsonaro se ganó la simpatía de parte de la comunidad empresaria con su único acto decisivo de política económica: haber elegido como ministro de Economía al Chicago boy y gran impulsor de la reforma liberal Paulo Guedes. "Quizás ésta sea la primera vez que tenemos una verdadera oportunidad de tener capitalismo en Brasil," dijo Alfredo ValladÒo, científico político brasileño de Sciences Po en París.

Sus seguidores esperan que Brasil resurja como una de las economías grandes más dinámicas del mundo. Algunos economistas prevén que por primera vez en seis años el país en 2019 crecerá más que México, la otra economía grande de Latinoamérica que ha girado hacia la izquierda con su nuevo presidente Andrés Manual López Obrador.

Sin embargo, el contrapeso de esas esperanzas son las dudas sobre si Bolsonaro tiene habilidad política para conseguir esa transformación. Su grosera retórica puede agradar a los fieles a la extrema derecha, pero está por verse si es capaz de negociar reformas con los 30 partidos que componen el fracturado congreso brasileño, o de lidiar con socios comerciales difíciles como China, y Estados Unidos.

Quienes lo critican aseguran que no ayudó a promulgar ningún proyecto de ley en su década como legislador. "Las dudas tienen mucho más que ver con la capacidad política de su gobierno para ejecutar y definir prioridades que su agenda técnica", dijo Marcos de Barros Lisboa, economista y presidente de la escuela de negocios Insper en San Pablo.

El cambio en las perspectivas económicas después de las victoria electoral de Bolsonaro fue inmediato, señaló Kevin Gibson, CEO en Latinoamérica de la agencia de selección de personal Robert Walters. Las empresas de repente empezaron a intentar contratar gente después de una larga interrupción. "Las compañías creen que ahora las oportunidades de crecer son mucho mejores y quieren adelantarse a la avalancha en busca de talento", explicó.

Después del desastre económico que fue el gobierno del PT el PBI cayó más de 7 puntos porcentuales entre 2015 y 2016, las grandes empresas están ansiosas por ver el cambio, sostienen los analistas.

Bolsonaro también cuenta con apoyo popular. Según una encuesta de la consultora Ibope, 64% de los brasileños creen que su gobierno será "bueno" o "excelente".

Tiene a su favor la recuperación económica cíclica. Los analistas consultados por el banco central predicen un crecimiento del PBI de 1,3% en 2018 y 2,5% en 2019. La inflación y la tasa de interés de referencia Selic están bajo control.

Esos vientos favorables están creando las condiciones para enfrentar los cruciales desafíos de Brasil: su inmenso déficit fiscal, su excesiva burocracia y su régimen tributario. Según el banco central, el déficit presupuestario del gobierno en 2018 fue de 7%. Eso hizo subir la deuda pública bruta a 76,3%.

Con su inmenso capital político, Bolsonaro debería al menos promulgar una reforma al generoso régimen jubilatorio, algo que el gobierno saliente de Temer no logró hacer ni siquiera moderándolo en gran medida.

Sin embargo, los militares y la policía sus mayores electores se opondrían a una reforma profunda porque tendría un fuerte impacto en sus propios sistemas de pensiones.

Otras reformas ambiciosas son una larga lista de privatizaciones, cambios en el régimen tributario y apertura de la economía bajando los aranceles.

Guedes hizo designaciones pro mercado, incluyendo a un ex Chicago University, Roberto Castello Branco, en la petrolera estatal Petrobras y a Joaquim Levy, ex ministro de Finanzas, como responsable del banco de desarrollo brasileño BNDES. "Las últimas designaciones en los ministerios son muy buenas", dijo Lisboa de Insper.

Riesgos

Sin embargo, el nuevo gobierno enfrenta una serie de riesgos. Y empiezan por el mismo Guedes, a quien están investigando por supuesto fraude en el manejo de fondos de pensión estatales. Él niega las acusaciones.

Guedes también podría enemistarse con su tempestuoso jefe. Bolsonaro recibirá fuertes presiones de sus viejos aliados cuando introduzca las reformas del régimen jubilatorio. La consultora Oxford Economics sostiene que el segundo mayor "riesgo a la baja" para Latinoamérica después de la desaceleración de China es la posibilidad de que "Bolsonaro despida a su ortodoxo ministro de Economía y no cumpla con las reformas económicas prometidas".

El otro riesgo es político. Bolsonaro tiene una manera diferente de hacer política en Brasilia. En vez de designar ministros entre los partidos aliados en el Congreso, para su gabinete mayormente eligió tecnócratas y oficiales militares retirados. Y según los analistas, seduce a los legisladores de manera individual, en vez de negociar con los líderes de los partidos que son quienes aún ejercen el poder porque controlan los fondos electorales.

Si el Congreso se vuelve hostil, Bolsonaro podría apelar directamente al pueblo vía redes sociales, dijo Matias Spektor, profesor de relaciones internacionales de la Fundación Getúlio Vargas. Pero esa sería una estrategia riesgosa. "Es poco probable que la gente tome las calles para presionar a los legisladores porque las reformas, particularmente la previsional, son muy impopulares", explicó.

Los escándalos de corrupción son otro riesgo emergente, en especial dado que la campaña de Bolsonaro se centró en la lucha contra la misma.

Los fiscales están investigando las finanzas de un ex chofer de uno de los hijos del flamante presidente, Flávio -que fue electo senador- después de que se supo que habían pasado grandes sumas de dinero por la cuenta de ese conductor que no condicen con sus ingresos. Los Bolsonaro niegan toda responsabilidad. Onyx Lorenzoni, jefe de gabinete, también está siendo investigado por supuestamente recibir aportes de campaña ilegales.

El nuevo gobierno está reorientando la política exterior hacia Israel y Estados Unidos y lejos de Medio Oriente árabe y China, que son sus mayores socios comerciales, sin recibir ninguna evidente concesión a cambio, según los analistas.

Las estrategias ya provocan peleas en la nueva administración entre ideólogos y pragmáticos. "Nuestra relación con EE.UU. o China debe ser de jugador global", dijo el vicepresidente de Bolsonaro, el general retirado Hamilton MourÒo, que está surgiendo como una de las voces más cautas del nuevo gobierno. "Debe haber beneficios mutuos en esta relación".

Otro error es el escepticismo que muestra el ahora presidente por el cambio climático y el medio ambiente. Su actitud indulgente hacia los lobbies rurales, que quieren abrir a la agricultura las tierras que pertenecen a indígenas y comunidades tradicionales, podría comprometer la reputación internacional de las exportaciones de soja y carne de Brasil, aseguran los analistas. Los productores agropecuarios extranjeros podrían usar la deforestación para presionar a sus gobiernos para que no dejen entrar exportaciones brasileñas.

Por ahora, los mercados están tratando esas controversias como los problemas iniciales de una nueva administración. Cualquiera sean sus caprichos ideológicos, aseguran los economistas, no tendrá opción más que hacer reformas pro mercado. Pero con las expectativas en las nubes, Bolsonaro tendrá que cumplir, o la luna de miel de su gobierno con los votantes y los mercados será breve.

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,000055,000058,5000
DÓLAR BLUE-0,396862,250062,7500
DÓLAR CDO C/LIQ1,0833-69,2800
EURO0,035862,422362,4447
REAL0,034413,657313,6613
BITCOIN-1,894410.070,310010.076,9500
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS0,415460,4375
C.MONEY PRIV 1RA 1D-4,729770,5000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-4,635872,0000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000060,0000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)0,000095,0095,00
CUPÓN PBI EN PESOS-1,29031,531,55
DISC USD NY1,027473,7573,00
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL-1,164030.414,4000
BOVESPA0,4600104.339,1600
DOW JONES-0,590027.094,7900
S&P 500 INDEX-0,48963.006,7900
NASDAQ-0,80008.182,8790
FTSE 1000,14007.139,7600
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO-1,2038324,1714328,1213
TRIGO CHICAGO-0,6660178,1151179,3093
MAIZ CHICAGO-0,4695146,0571146,7461
SOJA ROSARIO-1,2422238,5000241,5000
PETROLEO BRENT0,326164,610064,4000
PETROLEO WTI0,446858,450058,1900
ORO0,30701.503,00001.498,4000