Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

U$D

DÓLAR
/
MERVAL

Levi Strauss reemplaza a trabajadores por robots

El objetivo es reducir desperdicios y costos, si bien también acortar el proceso de diseño y fabricación para poder responder mejor a las cambiantes tendencias de la moda

Levi Strauss reemplaza a trabajadores por robots

Levi Strauss está recurriendo a robots que trabajan con lásers para darle al denim el aspecto desgastado que tanto exigen los consumidores. Se trata de una medida que tiene como objetivo sustituir su ejército mundial de operarios acabadores que golpean, lijan y hasta cocinan los jeans.

 

Se promociona como el mayor cambio en más de una década que afecta a una cadena de abastecimiento que produce 150 millones de vaqueros por año. La compañía de indumentaria empezó a desplegar una legión de lásers que para 2020 reemplazaría a casi todos los humanos que hacen este trabajo de acabado, el cual requiere mucho personal y en algunas oportunidades es hasta tóxico.

El objetivo es reducir desperdicios y bajar costos, si bien también acortar el proceso de diseño y fabricación que supera un año, período demasiado largo para responder ahora a las tan cambiantes tendencias de la moda.

La compañía, que no cotiza en Bolsa, no dijo cuánto invirtió en la iniciativa si bien gran parte del costo probablemente lo paguen sus vendedores de todo el mundo. Pero el giro es el último esfuerzo apuntado a modernizar la compañía con sede central en San Francisco y fundada hace 135 años, impulsado por Chip Bergh, ex ejecutivo de Procter & Gamble que asumió como CEO en 2011. "Éste es el futuro de la fabricación de vaqueros", aseguró.

El uso generalizado del láser llega después de que Levi Strauss este mes informó que sus ganancias en 2017 cayeron 3% interanual a u$s 281 millones, en base a ingresos mundiales que subieron 8% a

u$s 4900 millones.

En los últimos años, la compañía enfrenta mayor competencia y presión sobre sus márgenes de ganancia de compañías de moda pasajera como H&M y también a raíz de tendencias de consumo como el denominado athleisure, la moda que combina prendas fashion y comodidad.

Los ejecutivos de Levi Strauss explicaron que para tener una compañía más competitiva es crucial acelerar y agregar "agilidad" a su proceso de producción para poder responder a las cambiantes exigencias de los consumidores.

Los lásers, que graban patrones digitales en jeans quemando una capa fina de la tela y pigmento, pueden darle terminación a un pantalón cada 90 segundos, comparado con los 6 a 8 minutos que se requieren cuando se hace a mano. Hace más de una década que se usan en algunas fábricas de indumentaria.

Según Bart Sights, vicepresidente de innovación en Levi Strauss, la meta es eventualmente tener en existencia sólo tres vaqueros básicos en tonalidades claro, medio y oscuro en todo el mundo que puedan rápidamente convertirse en 1000 diferentes acabados con bancos de láser estratégicamente ubicados para cumplir con los pedidos de clientes mayoristas.

Una de sus primeras líneas de acabado con láser opera en un centro de distribución en Nevada. Los diseñadores en San Francisco envían archivos digitales al depósito, donde los lásers pueden empezar a producir en masa jeans customizados en minutos, que pueden entonces ya entregarse a un cliente cercano en apenas horas.

Los clientes eventualmente pueden usar las mismas herramientas digitales para customizar jeans, ya sea en la tienda o quizás hasta enviando instrucciones a lásers cercanos desde su smartphone. "Es fácil imaginarlo. Cuando lo explicamos, la mente de la mayoría de la gente va hacia ahí", dijo Sights.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar