U$D

MIÉRCOLES 24/04/2019

Las sanciones crean un dilema para los fondos que tienen bonos venezolanos

Por el congelamiento de las negociaciones, la deuda soberana del país latinoamericano podría ser excluida de los índices de mercados emergentes

Las sanciones crean un dilema para los fondos que tienen bonos venezolanos

Las sanciones que impuso Estados Unidos a Venezuela congelaron las operaciones con bonos del país y plantean espinosos interrogantes para un vehículo de deuda del mercado emergente (ME), el buque insignia de BlackRock. Se trata del fondo cotizado en bolsa EMB con activos por u$s 17.000 millones.

La deuda soberana de Venezuela y los bonos emitidos por su compañía petrolera estatal PDVSA probablemente sean retirados de los índices del mercado de bonos, según los analistas. JPMorgan administra los índices de deuda del ME más populares, y la liquidez es un criterio para la inclusión.

Eso a su vez generan interrogantes en los fondos cotizados en bolsas (ETF, por sus siglas en inglés) que siguen esos índices, que podrían verse obligados a vender bonos, pese a que las sanciones del Tesoro norteamericano prohibe a cualquier entidad norteamericana comprarlos.

La administración Trump la semana pasada prohibió a los ciudadanos estadounidenses comprar bonos de PDVSA, en su intento por derrocar a Nicolás Maduro, a quien ya no reconoce como presidente. El viernes dejó en claro que la medida abarca la deuda soberana.

Si bien los actuales tenedores de bonos venezolanos en EE.UU. todavía están autorizados a retenerlos, las sanciones en la práctica congelaron casi todas las operaciones con los títulos valores. En teoría, los bancos e inversores no estadounidenses pueden negociar los bonos, pero la realidad es que la mayoría de ellos tienen operaciones en Estados Unidos y se cuidarán de no hacer algo que les genere problema con la Oficina de Control de Activos Extranjeros (Ofac, por sus siglas en inglés) perteneciente al Tesoro de EE.UU.

Los administradores de fondos sostienen que las negociaciones en el mercado de bonos venezolanos se detuvieron totalmente. "La actividad bursátil se paralizó y es probable que siga así, dado que las instituciones financieras no quieren correr el riesgo de cometer algún tipo de violación a las sanciones", escribió Francisco Rodriguez, economista jefe de Torino Capital en un artículo. "Cualquier mercado de esos bonos probablemente sea marginal y altamente ilíquido."

Los bonos de Rusal, de Oleg Deripaska fueron eliminados del índice de obligaciones negociables del ME de JPMorgan en abril de 2018 después de que EE.UU. impuso sanciones a Rusia, y el equipo de índices del banco ahora analiza si retirar a Venezuela de sus índices de referencia.

"Vamos a seguir monitoreando, y los bonos tanto de la República de Venezuela como los de PDVSA actualmente siguen siendo parte los principales índices, es decir EMBI Global Diversified, EMBI Global, y EMBI+," informó JPMorgan en una declaración.

Pimco, Fidelity, T Rowe Price, Ashmore y Goldman Sachs Asset Management se encuentran entre los mayores tenedores de bonos venezolanos, pero la exclusión en el índice sería una medida particularmente problemática para los vehículos de inversión pasiva que sólo tratan de replicar índices financieros de la manera más precisa y barata posible.

El mayor fondo de bonos del ME es el ETF iShares JPMorgan USD Emerging Markets Bond (EMB) de BlackRock que actualmente tiene u$s 17.100 en activos. Los bonos de Venezuela y PDVSA representan cerca del 1,19% del fondo, a un valor actual de mercado de u$s 206,2 millones, según su último informe.

Eso plantea la pregunta sobre qué pasaría si Venezuela es eliminada de los índices de JPMorgan y el fondo EMB tiene que deshacerse de sus tenencias en un momento en que muchos bancos ni siquiera ponen precio a los bonos venezolanos y muchas administradoras de activos tienen prohibido comprarlos.

"Sobrevivir en un mercado con capacidad cero será muy difícil", dijo Paul McNamara, administrador de fondos de bonos del ME en GAM. "No se ni siquiera qué podría suceder, para ser honesto".

El prospecto del fondo EMB señala que tiene cierta flexibilidad para retener bonos que no forman parte de su índice subyacente, si cree que eso ayuda a seguir el índice de referencia. BlackRock no respondió frente a la pregunta sobre qué haría si la deuda venezolana es eliminada de los índices de JPMorgan.

Incluso se podría impedir la venta. En su sitioweb, la Ofac señala que los individuos e instituciones estadounidenses todavía pueden invertir y operar a través de vehículos como el fondo EMB pese a que contienen deuda bajo sanción, pero indicó que los fondos norteamericanos "no pueden comprar, vender ni participar de transacciones vinculadas a deuda, capital u otras tenencias de personas bloqueadas y deben bloquear dichas posiciones a menos que cuenten con una autorización de la Ofac".

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés