U$D

DOMINGO 19/05/2019

Las represalias ponen en riesgo meta energética de Trump

Las represalias ponen en riesgo meta energética de Trump

La decisión de China de elevar los aranceles a productos norteamericanos por u$s 60.000 millones apunta a una materia prima central para la meta de la administración Trump de exportar más energía: gas natural licuado.

El comercio de gas condensado para ser trasladado en buques oceánicos creció en gran medida en los últimos cinco años y llegó a un récord de 316,5 millones de toneladas en 2018, según la Unión Internacional de Gas. China se convirtió en el segundo importador de GNL del mundo en su búsqueda de una alternativa más limpia al carbón para generar electricidad.

Las plantas de licuación patrocinadas por las grandes energéticas como ExxonMobil y compañías independientes como Cheniere Energy prometen convertir a EE.UU. en un importante exportador de GNL, tras su ascenso como gran proveedor de gas natural después de que la perforación de shale transformó su producción.

El arancel chino de 25% al gas norteamericano modificó esa trayectoria. El derecho aduanero, anunciado esta semana en represalia por los mayores impuestos fijados por la Casa Blanca, representa un incremento del anterior gravamen de 10% establecido por China en septiembre. Entrará en vigor el 1 de junio.

Las primeras exportaciones norteamericanas de GNL fuera de Alaska partieron desde la planta de Cheniere ubicada en Sabien Pass, Louisiana a principios de 2016. Recalcando la importancia del GNL, el presidente Donald Trump el martes visitó la terminal nueva construida por Cameron LNG en Louisiana.

El mayor arancel en China empeoraría los efectos que provocó el primero. Desde septiembre de 2018 hasta abril, EE.UU. entregó cuatro embarques a China, comparado con los 35 cargamentos en el mismo período de ocho meses 2017-2018, según Wood Mackenzie.

"El arancel de 25% probablemente implique que ya no viajará más GNL norteamericano hacia China", señaló Nikos Tsafos, profesor del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales en Washington.

El mayor impacto sobre las plantas de GNL se verá en los proyectos para los que no se han firmado los contratos. Las compañías que buscan financiar sus instalaciones deben primero obtener compromisos de largo plazo firmados por los compradores.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés

Shopping