Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Las medidas de Maduro llegan tarde y no serán suficientes

Analistas opinan que la devaluación de 37% y la suba del precio de la nafta más barata del mundo son apenas "un paso pequeño" frente a las enormes distorsione macroeconómicas

El presidente de Venezuela Nicolás Maduro finalmente tomó medidas para abordar los graves problemas económicos que sufre el país sudamericano, pero se cree que las acciones anunciadas ni se acercan a lo que se necesita hacer.
El miércoles devaluó la moneda 37% y subió el precio de la nafta más barata del mundo en un intento por estimular la economía.
"Esta es una medida necesaria", aseguró el ex chofer de ómnibus durante un discurso de cuatro horas. "Asumo la responsabilidad de eso", agregó conciente de que las medidas podrían dañar su ya castigada popularidad y avivar la inflación de tres dígitos que selló la derrota de su partido socialista en las últimas elecciones legislativas.
El tipo de cambio más fuerte del país caerá a 10 bolívares por dólar estadounidense, comparado con los 6,3 bolívares. Maduro aseguró que convergirá el sistema cambiario de tres cotizaciones a uno de dos. Se permitiría la flotación del tipo de cambio más débil –que actualmente se vende a 200 bolívares por dólar.
La castigada economía venezolana necesitaba una devaluación para corregir la cotización actual del bolívar. Pero si bien la medida puede ser positiva, especialmente en medio de temores a un default, algunos sostienen que llegó tarde y que no será suficiente.
"Un tipo de cambio a 10 y 200 versus 1000 en el mercado negro no es efectivo", explicó Siobhan Morden, director de estrategia con renta fija latinoamericana en Nomura. "Le doy la bienvenida a cualquier cambio en las actuales distorsiones macroeconómicas pero esto representa apenas unas pequeñas medidas."
El fallecido Hugo Chávez dejó a su sucesor una economía contra las cuerdas. Castigada por años de mala administración, corrupción y excesivo gasto, y ahora eso combinado con el derrumbe de los precios del petróleo, Venezuela está devastada por la escasez de productos de primera necesidad y la inflación que para el FMI sería de 720% este año.
El economista y analista político de Datanálisis Luis Vicente escribió en Twitter que la devaluación "no tendrá un impacto relevante".
En cuanto a los problemas de liquidez y los pagos de deuda exterior por u$s 10.000 millones que vencen este año, Morden de Nomura afirmó: "Después de años de intervención y controles, la economía necesita una reestructuración total".
Según Bank of America, Venezuela se vio fuertemente golpeada por la caída de los precios del crudo porque las exportaciones cayeron de u$s 97.000 millones a u$s 37.000 millones en los últimos tres años. Sin embargo, sus analistas sostienen que "los problemas económicos del país se exacerbaron por el efecto acumulado de los errores que sucesivamente se cometieron en política monetaria".
De hecho, después de considerar la medida durante cerca de un año, Maduro también subió levemente los precios de la nafta por primera vez en cerca de dos décadas. Gracias a los generosos subsidios, la nafta es prácticamente gratuita, lo que hace que los venezolanos gasten más en la propina para el empleado de la estación de servicio que en lo que abonan por el combustible.
La decisión de subir las naftas ha sido un tema muy sensible porque muchos recuerdan el drástico aumento de 1989 que provocó el llamando Caracazo, los violentos disturbios en los que murieron cientos de personas y luego derivaron en intentos de golpe de estado.
El precio de un litro de nafta 91 octanos subirá 1329%, de 0,07 a 1 bolívar. La de 95 octanos se incrementará un 6.086%, de 0,095 a 6 bolívares. Maduro espera que con los nuevos precios el gobierno ahorre unos u$s 800 millones por año, mientras cubre costos de producción y alivia las finanzas de PDVSA, la petrolera estatal.
Miguel Octavio, analista financiero y bloguero, comentó: "La nafta de Venezuela pasó de ser la más barata del mundo a ser la más barata del mundo".
Con una economía mayormente financiada por la emisión de dinero, León agregó que el precio tendría que ajustarse regularmente, "de lo contrario, será pulverizado por la inflación".
Ecoanalítica, una consultora de Caracas, estima que en 2016 el subsidio al combustible representará cerca del 2,5% del PBI. Pero para el economista Carlos Miguel Álvarez, con el incremento "se recuperará sólo 2 puntos porcentuales de un déficit fiscal superior a 20% del PBI".