Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

La tecnología transforma a los estudios jurídicos

La tecnología transforma a los estudios jurídicos

Cerca de 114.000 puestos de empleo del sector legal británico probablemente sean automatizados en los próximos 20 años debido a las transformaciones que provoca la tecnología en la profesión, señala un nuevo estudio.


La automatización, los cambios en la demanda proveniente de los clientes y el avance de los millennials (generación nacida entre 1980 y 2000) en los lugares de trabajo modificarán las habilidades que buscarán los estudios jurídicos, según un informe de Deloitte que predice que 2020 será un momento crítico para las firmas del sector.


La tecnología ya contribuyó a una reducción de cerca de 31.000 empleos, incluyendo funciones como secretarias, mientras que otro 39% de los puestos de trabajo corre "alto riesgo" de ser reemplazado por máquinas en las próximas dos décadas.


El sector está creciendo; se produjo un incremento general de 80.000 empleos –la mayoría de los cuales requieren alta capacitación y están mejor remunerados, como los puestos de abogados.
El estudio también prevé un futuro mejor para los abogados altamente capacitados. Menciona proyecciones del Instituto Warwick para la Investigación del Empleo, que estima que se necesitarán 25.000 trabajadores adicionales en el sector de actividades legales entre 2015 y 2020.


Peter Saunders, socio líder de prácticas profesionales en Deloitte, señaló que la tecnología nueva implica que más tareas tradicionales de rutina puedan ser automatizadas mediante algoritmos inteligentes, capaces de buscar documentos, por ejemplo.


"Algunas firmas ya están usando asistentes virtuales o herramientas de e-discovery. Sin embargo, el sector legal puede hacer más para usar la automatización y las tecnologías", agregó.
"Nuestros informes muestran que las firmas identificaron los conocimientos que se están desarrollando mediante la educación pero que no coinciden con los que realmente se necesitan en el ámbito laboral. Los empleadores tendrán que buscar abogados sin suficientes conocimientos técnicos, pero que con buenas habilidades generales", contó.


Están los que señalan que la profesión tardó en adaptarse al cambio tecnológico. Michael Gove, secretario de Justicia en el Reino Unido, el año pasado se quejó sobre la "manera anticuada de trabajar, las grotescas ineficiencias y la acumulación de papeles" que vió en los tribunales.


En su libro, The Future of the Professions (El futuro de las profesiones), Richard Susskind, asesor en informática del Presidente del Tribunal Supremo británico, prevé un cambio radical en el sector, señalando que los sistemas de búsqueda inteligentes podrían trabajar mejor que los abogados que recién comienzan y que los asistentes al momento de revisar gran cantidad de documentos y seleccionar los más relevantes.


El estudio de Deloitte anticipa que los estudios jurídicos también harán un mayor uso de la robótica y la inteligencia artificial y estima que habrá una nueva combinación de conocimientos en los abogados de elite, y que quienes puedan adaptarse mejor al cambio avanzarán más rápido que el abogado tradicional.


El informe también señala que los estudios de abogados británicos seguirán expandiéndose a nivel global. En los últimos años crecieron en Asia, especialmente en China, y en África.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar