Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

La suba de tasas de la Fed afectará a los consumidores

El costo del endeudamiento con las tarjetas de crédito aumentará, mientras que los intereses que pagan los bancos por los productos de ahorro se mantendrán bajos

La suba de tasas de la Fed afectará a los consumidores

Los norteamericanos enfrentan otro golpe a sus billeteras tras la suba de tasas de interés dictada por la Reserva Federal. Los bancos estadounidenses van a subir los costos del endeudamiento en las tarjetas de crédito y otros tipos de préstamos, mientras se mantienen mayormente sin cambios las tasas de interés para los productos de ahorro. Así probablemente respondan los bancos a la medida del banco central:

Tarjetas de crédito y préstamos al consumo

Minutos después del aumento de tasas de un cuarto de punto, las entidades bancarias como Citigroup, JPMorgan Chase y US Bank dijeron que subirían sus "tasas preferenciales", que se usan para determinar los costos del endeudamiento sobre varios tipos de préstamos.

Esas tasas subieron de 3,75% a 4%, siguiendo a la Fed. El impacto más inmediato se verá sobre los consumidores que se endeudan con sus tarjetas de crédito y están pagando préstamos inmobiliarios. Esos tipos de préstamos están atados directamente a las tasas preferenciales. Como resultado, este año los consumidores norteamericanos pagarán cerca de u$s 1600 millones más en cargos de tarjetas de crédito, estima WalletHub.

Pero después de la tercera suba de la Fed en poco menos de un año, las tasas de interés siguen bajas en términos históricos. Sin embargo, se espera que los costos del endeudamiento aumenten más desde que las autoridades que fijan políticas mencionaron otros dos aumentos en 2017. "Acá el tema es la tendencia", dijo Sean McQuay, experto en tarjetas de crédito en Nerdwallet. "La deuda se está encareciendo".

Advirtió que los tomadores de crédito podrían recibir una sorpresa desagradable. "Los bancos no tienen obligación de decirle al consumidor que las tasas de interés están cambiando si se debe a la Fed". También hay preocupación por el impacto de los mayores costos del endeudamiento en los niveles de mora. La tasa de default de las tarjetas de crédito llegó a 3,21% en enero –el nivel más alto desde julio de 2013, según cifras de S&P/Experian.

Depósitos

Los ahorristas que toleraron las tasas de interés por el suelo probablemente no sientan un gran alivio en el corto plazo. Desde la anterior suba de tasas de la Fed en diciembre, la mejor oferta para una cuenta de ahorro online subió sólo un poco –de 1,1% a 1,25%, según Greg McBride, analista financiero jefe en Bankrate.com. Y muchos bancos no han mejorado nada sus operaciones.

Los mercados calculan que los bancos podrán –al menos por ahora– evitar subir las tasas de ahorro. Eso explica por qué los precios de las acciones en el sector bancario minorista norteamericano tuvieron tan buen desempeño últimamente; subieron 28% desde noviembre.

Algunos analistas aseguran que el crecimiento de los bancos digitales, y la relativa facilidad de transferir dinero online, podría intensificar más la competencia por los depósitos. Sin embargo, por ahora hubo pocas señales de eso. Bank of America, por ejemplo, pagó un interés promedio de 0,08% sobre los depósitos estadounidenses el año pasado, como en 2015.

"Llevará un par de subas más para comenzar a ver un aumento [significativo] de las tasas para depósitos," aseguró Jason Goldberg, analista del sector bancario en Barclays.

Esta ecuación podría cambiar si los bancos ven oportunidades más rentables para otorgar préstamos, lo que podría llevar a una pelea por los fondos.

Hipotecas

El impacto sobre las tasas hipotecarias es más variado. Esas tasas no necesariamente se mueven en tándem con las acciones del banco central y, por el contrario, se basan en las tasas de interés a más largo plazo.

El miércoles el rendimiento de los bonos del Tesoro estadounidense a diez años, que tiene correlación con los costos del endeudamiento hipotecario, cayó a 2,5% en su mayor descenso en una misma jornada desde noviembre.

"En el largo plazo las cosas se moverán en la misma dirección", dijo Lawrence Yun, el economista jefe de la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar