Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

La lentitud de la Justicia juega a favor de Temer

La lentitud de la Justicia juega a favor de Temer

Cualquier político con el que se pueda hablar hoy en Brasilia inevitablemente mencionará la "total confusión" que reina en el Congreso a raíz de las investigaciones sobre el escándalo de Petrobras, la petrolera estatal de Brasil.

El objeto de la investigación va desde los sobornos en la compañía petrolera hasta una amplia pesquisa policial sobre la arraigada corrupción que atraviesa el país más grande del latinoamérica. El caso recibió un impulso este mes cuando Rodrigo Janot, el fiscal general, pidió a la Corte Suprema permiso para investigar a 83 políticos.

Sin embargo, los mercados apenas respondieron pese a que el congreso reaccionó con alarma ante la "lista de Janot". No se hizo pública, pero los medios locales informan que abarca funcionarios de cinco ministerios del gobierno pro negocios del presidente Michel Temer y muchos miembros de su coalición.

Los inversores siguen optimistas porque ya antes han visto esta película, señalan los analistas. Una lista similar elaborada hace dos años pidiendo permiso para investigar a 50 políticos terminó en causas contra sólo cuatro de ellos y sin condenas, según el diario Folha de S Paulo.

"La primera gran pregunta es cómo reaccionará la Corte Suprema en términos de la velocidad con la que procesará estas causas" de la nueva lista, dijo Thomaz Favaro, analista político de Control Risks, una consultora de riesgo. "Los precedentes no son buenos".

Cualquier amenaza al gobierno de Temer y sus aliados en el Congreso normalmente preocuparía a los inversores, que están contando con que las reformas propuestas podrán contener el enorme déficit presupuestario de Brasil y poner fin a la recesión económica del país.

El gobierno interno de Temer, que asumió en agosto de 2016 tras la destitución de la izquierdista Dilma Rousseff, ya logró la aprobación de una reforma para limitar a cero los aumentos del gasto presupuestario real durante 20 años. Ahora busca promulgar la reforma jubilatoria que según los economistas es esencial para que el gasto público se mantenga dentro del nuevo techo.

Los mercados festejan las reformas. En los últimos 12 meses el mercado de valores subió 26% y la moneda brasileña, el real, se apreció 17%.

Sin embargo, la capacidad del gobierno de Temer de mantener este impulso depende en parte de la investigación de Petrobras, el llamado Lava Jato.

La nueva lista de 83 políticos a investigar surge de las declaraciones de 77 ejecutivos de Odebrecht con acuerdos de delación premiada. La compañía el año pasado estaba en el corazón de lo que el Departamento de Justicia norteamericano describió como "un plan de sobornos y dádivas sin igual".

Pese a la evidencia potencialmente perjudicial que contienen los testimonios de Odebrecht, la mayor constructora de Brasil, los analistas creen que pasarán años antes que esos políticos implicados puedan enfrentar cargos, ni hablar de ser condenados.