Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La gran desgracia política de Dilma Rousseff impulsa los mercados de Brasil

La mala racha de la mandataria ayudó a que los activos brasileños ahora se encuentren entre los de mejor desempeño en el mundo emergente. En marzo las acciones treparon 20%

La gran desgracia política de Dilma Rousseff impulsa los mercados de Brasil

Si hay algo que la presidenta izquierdista de Brasil, Dilma Rousseff, probablemente no va a extrañar cuando deje su cargo, es la tendencia de los mercados a aplaudir fuertemente cada una de sus desgracias.

Esta tendencia, que surgió por primera vez en 2014 cuando Rousseff estuvo a punto de perder la reelección presidencial, emergió nuevamente este año mientras toma impulso en el Congreso un pedido de juicio político en su contra.

Junto con el regreso del interés por el riesgo que se observa en todo el mundo, la cada vez peor suerte política de Rousseff –quien generaba enojo entre los inversores por la supuesta intervención del Estado durante su primer mandato de cuatro años entre 2011 y 2014– ayudó a que los activos brasileños ahora se encuentren entre los que mejor desempeño tienen en todo el mundo emergente.

Este año, el real brasileño subió 9% contra el dólar estadounidense mientras que el índice de acciones de referencia del país, el Ibovespa, subió 18,2% desde fines de diciembre. Sólo en marzo, las acciones brasileñas treparon 20% –su mayor alza mensual en 16 años, según datos proporcionados por Bloomberg.

"El mercado ya anticipó el escenario de impeachment", señaló Luciano Rostagno, estratega jefe de Banco Mizuho do Brasil. La mayoría de los inversores se preguntan cuánto del alza queda por manifestarse en la recuperación y cuánto de esa suba se debe a la recuperación global en los precios de commodities y al debilitamiento del dólar, y cuánto al clima político de Brasil.

Se espera que la respuesta llegue pronto, dado que el proceso de impeachment contra Rousseff avanza a tal velocidad que tomó de sorpresa a muchos observadores. Los índices de popularidad de Rousseff se han derrumbado fuertemente mientras la mandataria forcejea con una economía que sufre lo que se espera será la peor recesión en más de un siglo y con el inmenso escándalo por corrupción política que estalló en la petrolera estatal Petrobras.

El pedido de juicio político contra Rousseff tomó un repentino empuje este mes después de que millones de manifestantes inundaron las calles de Brasil en apoyo a dicha medida. La investigación policial de las acusaciones por corrupción contra su predecesor y mentor Luiz Inácio Lula da Silva, el fundador y la fuerza política detrás del Partido de los Trabajadores o PT, también la debilita.
El ex presidente negó las acusaciones pero eso no impidió que el PMDB, el principal socio de Rousseff en la coalición, abandone su gobierno esta semana, una medida que se espera será imitada por otros partidos más chicos.

La oposición necesita que dos terceras partes de la cámara baja del Congreso vote a favor del impeachment en un encuentro del mes próximo para que se dé inicio al proceso. Luego votará el Senado. La extrema incertidumbre sobre el proceso de impeachment –nadie sabe si Rousseff podrá obtener el tercio más uno de los votos que necesita en el Congreso para impedir el impeachment– mantiene un elemento de cautela en el mercado, aseguran los analistas.

Mientras las acciones relacionadas con Brasil y el real se muestran extremadamente volátiles y expuestos a los acontecimientos, los activos de renta fija ofrecieron una estabilidad un poco mayor, dijo Alejo Czerwonko, estratega de mercados emergentes en UBS Wealth Management.

Los spreads sobre la deuda soberana y corporativa brasileña se ajustaron en cerca de 150 puntos básicos a un promedio de 425. Sin embargo, la clase de activo todavía representa una inversión razonable siempre que el escenario político y las políticas mejoraran, aseguró. "Creemos que con las valuaciones, si bien fueron ajustadas, hay más espacio para avanzar", dijo Czerwonko.

Otros analistas sospechan que la reciente recuperación dejó poco espacio para la posibilidad de retrocesos. Por ejemplo, qué ocurriría con las acciones brasileñas y el real si Rousseff pudiera evitar el impeachment armando una coalición de último momento. O si su impeachment provoca una violenta reacción del PT.

En el caso de un impeachment, el real podría fortalecerse más a cerca de 3,30 o 3,40 reales por dólar, afirmó Neil Shearing, economista jefe de mercados emergentes en Capital Economics. Pero también podría moverse rápidamente en la otra dirección si hubiera alguna mala noticia.
"Mi preocupación es que está la sensación de que los mercados están prácticamente valuados a la perfección en esta etapa. No hay nada ahí por ejemplo sobre un posible contragolpe por parte de PT.