Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

La economía digital china toma la delantera en el mundo

El mercado de pagos digitales del gigante asiático se disparó para volverse 50 veces más grande que el de EE.UU. El 95% de los chinos accede a Internet con sus teléfonos celulares

Cerca de 731 millones de ciudadanos chinos están conectados a internet

Cerca de 731 millones de ciudadanos chinos están conectados a internet

Quien crea que China sólo está intentando igualar la supremacía tecnológica de Occidente debería observar un vagón de subte de Shanghai. Casi todos los pasajeros, jóvenes y viejos, distinguidos y modestos, probablemente estén mirando la pantalla de un teléfono inteligente. La amplitud del uso de teléfonos inteligentes no es el único aspecto impresionante; también lo es la multiplicidad de usos de dichos dispositivos.

Mientras viajan, los pasajeros pueden comprar artículos en un supermercado, enviarles mensajes a sus amistades, transferir dinero, reservar vuelos y alojamiento para sus vacaciones y solicitar un seguro; todo sin salir de una de las superaplicaciones integradas en China. Hasta los mendigos pueden aceptar limosnas digitales a través de Aliplay.

Al igual que en otras áreas de su economía, la magnitud y rapidez del cambio del sector digital de China es impresionante. Según los datos oficiales, cerca de 731 millones de ciudadanos chinos estaban online en 2016 y 95% de ellos accedían a Internet con sus teléfonos celulares. Esto ha impulsado el desarrollo de lo que sin duda es el ecosistema móvil más dinámico en el mundo. El mercado de pagos digitales de China se ha disparado para volverse 50 veces más grande que el del EE.UU. Como idea adicional, una filial de Alibaba utilizó parte de esos flujos de dinero online para convertir a Yu’e Bao en uno de los principales fondos del money market.

"China está forjando el futuro del dinero", dice Duncan Clark, un asesor de tecnología basado en Beijing. "Hoy en día, cada vez que viajas afuera de China parece que estás retrocediendo al pasado".

El gobierno chino identificó el desarrollo de su industria tecnológica como una prioridad estratégica. En la reciente Asamblea Popular Nacional, se anunciaron planes de fuerte inversión en tecnologías vanguardistas, como la inteligencia artificial.

Pero las compañías de tecnología de consumo de China no necesitan el estímulo de Beijing. Tencent y Alibaba –que tienen un valuación bursátil superior a u$s 500.000 millones– junto con las demás compañías tecnológicas avanzan con su propia innovación e inversión.

Tencent, una potencia de mensajería y juegos, está utilizando WeChat, su aplicación más popular, como plataforma para ofrecer una amplia gama de otros servicios que incluyen los pagos digitales. Asimismo, Alibaba, cuya plataforma de comercio electrónico es la elegida por millones de empresas de todo el mundo, se ha diversificado hacia otros mercados online y al sector de servicios financieros. Con 120 millones de turistas chinos viajando al exterior cada año, Aliplay ya es uno de los principales servicios de pago digital en el mundo.

En parte, el crecimiento frenético de las compañías digitales en China se debe a la falta de infraestructura preexistente, especialmente en el sector minorista y financiero, por lo que los consumidores han elegido la economía de las aplicaciones. Richard Liu, el fundador del retailer online JD.com, cuenta que las cadenas tradicionales de venta minorista en Chinas son débiles en comparación con Carrefour o Walmart. "Nosotros podemos generar participación de mercado con mayor rapidez que Amazon en EE.UU. porque las empresas fuera de la red son muy pequeñas".

El dinero fluye hacia las nuevas compañías de tecnología mientras los inversores locales y los fondos de capital de riesgo extranjeros intentan captar participación de mercado.

Pero el premio final para las tecnológicas en China son los flujos masivos de datos que les permite crear nuevas oportunidades comerciales.

En este aspecto, esas empresas prosperarán debido al enorme tamaño del mercado local y a la ausencia de regulaciones sobre el uso de datos. El brazo financiero de Alibaba lanzó un servicio online que ofrece informes crediticios basados en las actividades digitales, transacciones y redes sociales de los usuarios.