Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

La corrupción amenaza el futuro de Mariano Rajoy

Los escándalos de corrupción política proyectaron una profunda sombra sobre el gobierno de Mariano Rajoy durante gran parte de sus cuatro años de mandato. Ahora están oscureciendo las chances de que el líder español se mantenga el poder.
En un momento en que los líderes del partido rival están estancados en las negociaciones para formar gobierno, el partido Popular (PP) de Rajoy se sacude por la ola de arrestos, revelaciones y renuncias vinculadas a la corrupción. En Valencia –durante décadas el bastión de poder del PP–, el partido se convirtió en blanco de una investigación judicial por supuestas manipulación fraudulenta de licitaciones y cobro de comisiones ilegales. El juez a cargo de la investigación nombró nueve de diez concejales de PP en la ciudad como sospechosos formales de la causa.
El partido también está bajo fuego en Madrid, donde su sede fue allanada por la policía la semana pasada en el marco de sospechas de que en ese local se hayan recibido pagos ilegales provenientes de empresas. El domingo, el caso se cobró una de las cabezas políticas más importantes: Esperanza Aguirre. La líder de PP e influyente figura del partido gobernante anunció su renuncia, diciendo que aceptaba su "responsabilidad política" por el escándalo. "La corrupción nos está matando", dijo Aguirre en una conferencia de prensa.
Para Rajoy, la última erupción de casos por corrupción no podría haber llegado en un peor momento. Su partido surgió como el mayor bloque del Parlamento tras las elecciones generales de diciembre, pero necesita el apoyo de otros partidos para ser reelecto como primer ministro. Con el PP inmerso en escándalos de corrupción, la tarea se vuelve aún más gigantesca.
"Estos casos de corrupción no hacen más fácil llegar a un acuerdo con un PP encabezado por Rajoy", aseguró Antonio Roldán, legislador del partido de centro Ciudadanos y miembro de su equipo negociador. "No creo que Rajoy pueda liderar la transición que necesitamos ahora. Y creo que ya ni su partido lo piensa".
Rajoy se mantuvo las últimas dos semanas al margen de la política después de rechazar una oferta del Rey Felipe VI para encabezar la primera ronda de negociaciones de coalición. El mandato real fue luego trasladado a Pedro Sánchez, líder del partido socialista, que tiene hasta la primera semana de marzo para formar un gobierno de coalición viable.
Con el PP y los socialistas negándose a apoyarse entre sí, Sánchez tendrá que convencer a Ciudadanos y al movimiento anti austeridad Podemos –una alianza que la mayoría de los observadores todavía considera poco probable.
Rajoy dejó en claro que está preparado para presentar su propia candidatura siempre y cuando Sánchez fracase. Pero muchos analistas opinan que la actual serie de escándalos de corrupción debilitarán seriamente la posición negociadora del actual primer ministro de España. "Si el PP repentinamente empieza a perder terreno en las encuestas como resultado de la corrupción, tendrá un incentivo mucho mayor para cerrar un acuerdo [y evitar una elección nueva]. Pero al mismo tiempo, el partido será mucho más tóxico para potenciales socios", explicó Jorge Galindo, analista político y editor del blog Politikon.