Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

U$D

DÓLAR
/
MERVAL

La china Sinopec llega a un arreglo con PDVSA y cierra disputa de cinco años

La china Sinopec llega a un arreglo con PDVSA y cierra disputa de cinco años

PDVSA, la compañía petrolera estatal venezolana, llegó a un acuerdo en un tribunal estadounidense con Sinopec, su contraparte china, menos de una semana después de que se hiciera pública una disputa de cinco años.

Esto le pone un rápido fin a una prolongada batalla que provocó un deterioro gradual en las relaciones entre la mayor economía emergente del mundo y la poseedora de las mayores reservas probadas de petróleo del mundo.

En un documento presentado el martes en un tribunal de distrito de EE.UU. en Houston, Texas, PDVSA dijo que "sin que ello implique el reconocimiento de culpa o responsabilidad, sino con el único propósito de ponerle fin a la controversia (entre Sinopec USA y PDVSA)", acordó pagarle a Sinopec u$s 21,5 millones, liquidando así un contrato acordado en mayo de 2012.

Sin embargo, el acuerdo estipula que la cantidad se convierta en renminbi chinos y se liquide en dos pagos, uno el 14 de diciembre y otro el 15 de enero de 2018.

"Así de pobre y mal administrada está PDVSA", dijo Russ Dallen, del banco de inversión boutique Caracas Capital, el cual fue el primero en hacer pública la disputa. "Poseen las mayores reservas de petróleo del mundo y ni siquiera pueden emitir un cheque por u$s 21,5 millones". Dijo que la publicidad mundial sobre el caso durante la última semana había avergonzado a PDVSA y al gobierno en Caracas, "y querían que desapareciera lo más rápido posible".

La disputa se centraba en un contrato de u$s 43,5 millones para el suministro de varillas corrugadas de acero, de las cuales Sinopec dijo que sólo se le había pagado la mitad. Acusó a PDVSA de participar en "tergiversaciones intencionales, engaño y ocultación de hechos materiales" que implican "engaño deliberado" y una conspiración coordinada entre varias de sus subsidiarias.

Sinopec, una de las mayores compañías petroleras estatales de China, se involucró en Venezuela como parte de un paquete de préstamos e inversiones chino que sumó más de u$s 62 mil millones entre 2007 y 2016. Caracas ha tenido problemas para pagar sus deudas ya que el precio del petróleo cayó desde su máximo de 2014 y la producción de PDVSA disminuyó.

Varias veces las agencias calificadoras han declarado en impago a PDVSA y al gobierno de Caracas desde mediados de noviembre luego de que comenzaron a incumplir los pagos de sus bonos internacionales.

Tanto PDVSA como el gobierno también se encuentran involucrados en múltiples disputas con compañías petroleras, mineras y otras sobre la expropiación de activos y el impago de facturas.

El gobierno ha estado imprimiendo bolívares para cubrir un déficit presupuestario cada vez mayor, lo cual provocó la "caída libre" de la moneda en el mercado paralelo y una elevadísima inflación mensual de dos dígitos.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar