Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

La banca de inversión debe acudir a la digitalización

La banca de inversión debe acudir a la digitalización

La digitalización de los bancos de inversión podría elevar entre 20% y 30% la rentabilidad del castigado sector en los próximos tres años, lo que compensaría gran parte del golpe que se espera provendrá de las próximas regulaciones, según un estudio de la consultora McKinsey.

Si elevan el monto de las operaciones electrónicas de bajos costos y tercerizan más actividades hacia plataformas compartidas de servicios digitales, los bancos de inversión pueden recortar costos. Además, la tecnología de la nube y el aprendizaje automático podrían dar lugar a nuevas oportunidades de ingresos.
El informe de McKinsey señala que la digitalización podría aumentar los recursos del sector entre 4% y 12% –como a través de una gestión de relaciones con clientes más abarcativa y mayor venta cruzada. Pero advierte que entre 6% y 12% de la facturación corre peligro por los avances digitales.

El informe citó ejemplos de un banco de inversión que usó su mayor capacidad de procesamiento de un servicio en la nube para disminuir el tiempo necesario para calcular una grilla de precios de derivados de ocho horas a sólo 15 minutos y redujo el costo a menos de u$s 10. Matthieu Lemerle, director de prácticas de banca corporativa y de inversión en McKinsey, comentó: "El kit de herramientas es cada vez más rico y la voluntad de los bancos para abrazar cosas que nunca habrían aceptado antes realmente está presente".

El informe, que se elaboró en base a datos provenientes de 175 bancos y entrevistas a 200 ejecutivos, predice que la digitalización podría recortar una cuarta parte de la base de costos del sector. Concluyó que las compañías nuevas dedicadas a la tecnología aplicada al sector financiero (fintech) son mayormente potenciales socios y no amenazas para los bancos de inversión, y que una tercera parte de la industria tiene una participación minoritaria en al menos una fintech.

La potencial ventaja de la tecnología fue un punto positivo en un informe que por lo demás fue sombrío. El retorno sobre el capital del sector promedió 10%, sin cambios con respecto al año anterior.

Pero los 10 bancos más grandes tuvieron un desempeño inferior, ya que sólo lograron un retorno sobre el capital promedio de 7%, por debajo de su costo del capital. Lo que se debió principalmente a su elevado ratio de costos/ingresos, que fue de 76%, contra el 64% del sector en general. Los ingresos cayeron por tercer año consecutivo en los diez grupos más grandes.