MOSCÚ PROHIBIÓ IMPORTACIONES DE ALIMENTOS DESDE EUROPA Y EE.UU

La UE impulsa un boicotanti-Rusia en América latina

Conversará con países como Brasil y Chile para evitar que intenten reemplazar las exportaciones agrícolas europeas, a las que Rusia prohibió el ingreso

La Unión Europea planea mantener conversaciones con países como Brasil y Chile en un intento por evitar que intenten reemplazar las exportaciones agrícolas europeas que no pueden ingresar a Rusia, afirmaron altos funcionarios.
Desde que la semana pasada Rusia prohibió las importaciones de alimentos provenientes de la UE y Estados Unidos en respuesta a las sanciones en su contra, Moscú ha intentado acercarse a Latinoamérica en busca de abastecimiento alternativo.
Varios países y bloques de comercio de América del Sur señalaron que las medidas de Moscú podrían ser para ellos una buena oportunidad de negocio.
Brasil autorizó a cerca de 90 plantas frigoríficas nuevas a exportar de inmediato pollo, carne de vaca y cerdo a Rusia, y Chile es considerado el principal beneficiario del embargo que impuso Rusia al pescado europeo.
Seneri Paludo, secretario de política agrícola de Brasil, señaló que el embargo de Rusia podría también permitir que Brasil exporte más maíz y soja al país. Rusia tiene el potencial de ser un gran consumidor de materias primas, no sólo de carne, aseguró.
Ese gran entusiasmo en el sector agrícola latinoamericano provocó preocupación en Bruselas. Estaremos hablando con los países que podrían reemplazar nuestras exportaciones para indicarles que esperamos que no lucren injustamente de la actual situación, aseguró un alto funcionario de la UE durante un informe sobre la situación en Ucrania.
El funcionario señaló que entiende que las compañías individuales puedan firmar nuevos contratos con Rusia, pero afirmó que sería difícil justificar a los países que emprenden iniciativas diplomáticas para cubrir el bache que dejan la UE, Estados Unidos, Noruega y Australia.
Otro oficial de la UE comentó que las conversaciones serán políticas apuntadas a destacar la importancia de contar con un frente internacional unido en Ucrania, y no a hacer objeciones legales específicas a las exportaciones de alimentos a Rusia
La UE, como el bloque de comercio más grande del mundo, puede ejercer influencia en sus conversaciones con el Mercosur latinoamericano, si bien esas negociaciones que llevan quince años sobre un acuerdo comercial están paralizadas por dificultades por el acceso al mercado.
La atención en los potenciales ganadores de la guerra comercial de Europa con Rusia está mayormente focalizada en América latina, pero Bielorrusia y Turquía también podrían beneficiarse.
Si bien los altos diplomáticos europeos deben protestar ante cualquier país que busque cubrir el hueco que dejará la suspensión de las exportaciones europeas, un funcionario de la comisión agrícola de la UE se mostró más optimista. Explicó que cualquier país que desvíe exportaciones a Rusia muy probablemente dé origen a un nuevo mercado para la UE.
El anuncio de que habrá protestas diplomáticas se produjo mientras la UE daba a conocer sus primeras medidas de apoyo a los productores agrícolas afectados por la prohibición rusa. Ayudará a los productores de duraznos y pelones, cuyo negocio ya se había visto perjudicado por el mal clima. La UE aseguró que elevará la cantidad de fruta disponible para distribución gratuita y liberará más fondos para promoción. Se espera una mayor respuesta a la prohibición rusa tras la cumbre de expertos en temas agrícolas que se realizará en Bruselas esta semana.

Más de Financial Times