Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La OPEP asegura que los efectos del recorte de producción petrolera son más rápidos de lo esperado

Con la iniciativa del cartel del petróleo apuntada a enfrentar el exceso de inventarios, se está logrando en un mes lo que el acuerdo proponía para el primer semestre de este año

La OPEP asegura que los efectos del recorte de producción petrolera son más rápidos de lo esperado

Los profundos recortes de producción petrolera aplicados por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) podrían suavizar el superávit del mercado de crudo antes de lo esperado en 2017, informó el cartel en su primera evaluación desde que entró en vigencia el acuerdo para reducir la oferta y apuntalar los precios.

Después de más de dos años en los que se permitió que las fuerzas del mercado equilibraran la oferta y la demanda, la OPEP en noviembre aceptó influir otra vez sobre los precios que se habían derrumbado mucho más de lo esperado.

Un año de negociaciones y peleas diplomáticas entre ministerios de las economías ricas en recursos y miembros de la OPEP perjudicadas por la crisis del petróleo condujeron a la primera disminución de oferta desde la crisis financiera.

La OPEP acordó reducir su producción en cerca de 1,2 millones de barriles diarios a partir de 2017. Un cálculo en base a los números de producción de enero del grupo de 13 miembros –que fueron publicados ayer– sugiere que los recortes fueron aproximadamente de 1,1 millón b/d comparado con las cifras de octubre de la OPEP.

Eso implica que en el primer mes se cumplió con el 90% del acuerdo de seis meses para enfrentar el exceso de inventarios. Si la producción del grupo sigue en los actuales niveles, ya no habrá superávit de crudo en el segundo semestre del año, aseguró la OPEP en su informe mensual del mercado de petróleo. Agregó que la demanda global superior a la esperada implicará que habrá mayor necesidad de crudo proveniente del cartel.

El tono es más optimista que el utilizado en el informe del mes pasado, que señaló que el cartel debía mantener o incluso elevar los recortes de producción más allá de los primeros seis meses de 2017, dado que la oferta amenazaba con superar la demanda.

"El cumplimiento de la OPEP empezó con un tono muy sólido como se esperaba, pero será necesario mantenerlo todo el año para reducir el exceso de inventario", dijo Amrita Sen, analista petrolero en jefe en Energy Aspects. "Todavía hay mucho por hacer".

El informe de ayer le sigue a un cálculo similar que presentó la Agencia Internacional de Energía el viernes y que mostró que las reducciones de producción del cartel fueron "de las más profundas en la historia de las iniciativas de recortes de la OPEP".

El precio del crudo de referencia Brent cayó 88 centavos a u$s 55,82 el barril tras tres días consecutivos de subas vinculadas a la reacción de los operadores ante los informes de que el cumplimiento del acuerdo era superior al esperado. La OPEP enfrenta una ardua pelea mientras los precios en alza dan paso a una mayor producción proveniente de productores ajenos al cartel como las perforadoras de shale estadounidenses.

En enero, la producción de la OPEP, excluyendo la proveniente de Nigeria y Libia –que no forman parte del acuerdo–, se mantuvo en apenas 29,9 millones b/d, según datos de fuentes secundarias como consultoras y analistas enviados a la OPEP.

Esa cifra es inferior al nivel de octubre de casi 31 millones b/d. En esa cuenta se está basando para calcular los recortes de producción y supervisar el cumplimiento por parte de los miembros del cartel. Se excluye a Nigeria y Libia y se incluye una dispensa especial para Angola, que tiene permitido usar sus cifras de septiembre. A Irán se le autorizó elevar la producción después de años de sanciones contra su industria petrolera.