¿La Libra de Facebook logrará sacudir a los servicios financieros?

La primera incursión de Facebook en el mundo financiero planteó una pregunta inmediata: ¿en qué medida su nueva divisa digital va a agitar los servicios financieros tradicionales?

La visión de Facebook promete un mundo donde los bancos y otros medios de pago son desintermediados por la Libra, que podría permitir transferencias internacionales de dinero instantáneas y casi gratuitas. Y si la moneda es adoptada por los 2400 millones de usuarios de Facebook, podría tener un considerable peso, afectando incluso el papel de los bancos centrales.

Banqueros, reguladores, ejecutivos de medios de pago, inversores y expertos de la industria dijeron estar ocupados evaluando su impacto, pero sugirieron que podría haber muchos obstáculos en el camino de Libra.

Regulación es uno de los asuntos más citados. Harsh Sinha, director de tecnología del operador de divisas TransferWise, contó que su firma debió superar largos procesos regulatorios para crear una red que mueva dinero en todo mundo.

Los que apoyan la Libra miran con buenos ojos las transferencias de dinero que hacen los trabajadores a su casa desde el extranjero, lo que exigiría la aprobación de los reguladores de los grandes destinos para ese tipo de envíos.

El proyecto Libra afrontará un obstáculo adicional porque está introduciendo una nueva divisa, lo que hará que sea más difícil para los países controlar cuestiones como la inflación, y podría ser particularmente problemático en países con controles de capital.

"Hasta ahora, la escala de las criptomonedas no ha alcanzado un nivel suficiente como para alarmar a los bancos centrales", indicaron desde una entidad europea. Pero Lex Sokolin, co-director global de fintech en la consultora Consensys, ve desafíos. "Facebook es mil veces más grande, tiene una masiva relación con los clientes, y cuenta con la mayor alianza para crear una criptomoneda. Facebook también es muy bueno copiando. Por tanto, las fintech de cara al consumidor están en riesgo".

Tags relacionados

Más de Financial Times