Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La Fed admite preocupación por la economía de EE.UU.

Muchas autoridades de la Reserva Federal dijeron que, tras evaluar el impacto de la agitación en los mercados en 2016, ven que la economía estadounidense está enfrentando mayores riesgos en medio de la caída de los precios de los commodities y la confusión sobre las políticas cambiarias de China.
Las minutas de la reunión de política monetaria de enero, que fueron publicadas ayer, muestran que los funcionarios que fijan políticas en la Fed son reacios a sacar conclusiones prematuras sobre las implicancias de la turbulencia financiera del mes, pero la mayoría concuerda en que el panorama se volvió más nublado e incierto.
Varios señalaron que sería "prudente" esperar más evidencia sobre la solidez subyacente de la economía y la inflación antes de embarcarse en otros aumentos de tasas de interés, según el registro de la reunión realizada el 26 y 27 de enero.
Las minutas mostraron un comité que se esfuerza por comprender las razones y las implicancias de los cambios adversos en las condiciones financieras en Estados Unidos, y hasta dónde podrían desbaratar los planes de la Fed de subir más las tasas. Una serie de autoridades de la Fed argumentaron que la magnitud de las evoluciones adversas fue "difícil de conciliar" con la información sobre la economía norteamericana, que reveló una constante mejora del empleo. "Los participantes juzgaron que la implicancia general de esos factores en el panorama de la actividad económica nacional no está clara, pero acordaron que creció la incertidumbre ", señala las minutas
El ánimo dentro del banco central cambió de cara a los giros en los mercados de acciones y las caídas de los precios de los commodities que han golpeado a las plazas globales este año. Mientras Janet Yellen en diciembre aclamaba la decisión de la Fed de subir las tasas en un cuarto de punto como emblemática del avance de la economía estadounidense desde la crisis financiera, la directora del banco central la semana pasada presentó un panorama más prudente ante el Congreso.
Quedaron intactas las expectativas del mercado de que la Fed está lista para no hacer nada con las tasas durante muchos meses. Los operadores casi no ven chances de un alza el 16 de marzo y, de hecho, la mayoría está apostando a que la Fed se mantiene quieta todo 2016. China surgió como una preocupación, con una cantidad de participantes diciendo que les preocupa que la desaceleración del mercado emergente sea un "potencia obstáculo" para Estados Unidos, aún cuando la energía barata podría ser un factor atenuante.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar