Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

KPMG no le cree a la nueva gestión de la FIFA

KPMG no le cree a la nueva gestión de la FIFA

KPMG, que renunció como firma auditora de la FIFA la semana pasada, llegó a la conclusión de que el nuevo liderazgo del ente rector del fútbol mundial no se tomó en serio la tarea de reformarlo tras la devastadora investigación por corrupción, según documentos que llegaron a manos de Financial Times.

El grupo de auditoría, que es una de las Big Four (las cuatro firmas más grandes del sector), tomó la medida la semana pasada después de más de una década a cargo de ese servicio. Explicó que seguir adelante con las tareas fiduciarias implica no conocer las razones detrás de las decisiones.

La correspondencia enviada en mayo entre Gianni Infantino, presidente de la FIFA, y los altos ejecutivos de KMPG Suiza, muestra que la firma teme que su equipo de dirigentes no haga lo suficiente para "implementar en su totalidad" las profundas reformas que aceptó hacer el ente rector en respuesta al escándalo por las coimas.

Una allegado a KPMG señaló que tras las reuniones con la FIFA, la firma decidió "que no tenía confianza en que la nueva conducción hará lo que aseguró haría para mejorar la gestión". Y agregó que sin "confianza y transparencia" el rol de KPMG como auditor "no es sostenible".

La FIFA no hizo comentarios, pero una persona cercana al liderazgo del organismo acusó a KMPG de buscar razones para deshacerse de una cuenta que le hizo daño a su reputación. "¿Dónde estuvieron en los últimos 12 años, cuando se malversaba el dinero y Gianni no formaba parte de la FIFA?"

Infantino recibe presión para mostrar el compromiso de hacer cambios desde que fue electo en febrero, cuando los delegados de la FIFA votaron a favor de un programa de profundas reformas que brindarán mayor transparencia en el movimiento financiero.

El año pasado, el Departamento de Justicia estadounidense acusó a más de dos docenas de altos ejecutivos de la FIFA por corrupción. Las autoridades suizas también iniciaron una investigación por supuestas coimas pagadas a los ejecutivos. Stepp Blatter, que fue presidente de la FIFA durante 18 años, renunció y por seis años tiene prohibido participar de toda actividad relacionada con el fútbol.

Las reformas contemplaban la creación de un secretario general más poderoso, con autoridad sobre la conducción diaria del ente rector y que ponga límite al poder de la presidencia.