Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Inversores chinos perdieron el interés por comprar oro

Cuando el precio del oro se derrumbó en el verano boreal de 2013, los compradores chinos vieron el negocio y en el proceso el gigante oriental superó a India como mayor consumidor mundial del metal precioso.
Sin embargo, este año los compradores chinos brillan por su ausencia –y los precios del oro esta semana se encuentran en su nivel más bajo en cuatro años. Pocos analistas creen que rebotarán en los próximos meses pese a que el lingote está en su piso de cinco años en términos de moneda local.
"Los consumidores chinos están un poco reacios. No está la misma convicción de que sea una caída temporaria este año", señaló Philip Klapwijk, director general de Precious Metal Insights, una publicación del sector.
Después de dos liquidaciones en abril y junio de 2013, impulsadas por una visión más optimista sobre la economía norteamericana, el oro cayó casi 30% poniendo freno a una tendencia alcista que llevaba una década. Mientras los inversores globales occidentales vendían, los chinos salieron a comprar.
Este año, el mercado está recibiendo vientos en contra parecidos. El dólar norteamericano subió a su pico de cuatro años por la recuperación de la economía más grande del mundo. Y los mercados de valores locales de China se volvieron positivos, por lo que los inversores orientales tienen otras opciones de inversión.
A los analistas no les sorprende la ausencia de los chinos. Aseguran que las compras del año pasado se llevaron a cabo después de que los precios bajaron 15% en un corto lapso. No es el caso de 2014.
Si bien el oro tocó los u$s 1.147 la onza troy, el nivel más bajo desde abril 2010, los precios cayeron algo más de 4% en lo que va del año. Para que retroceda 15%, el metal tendría que estar cotizando a u$s 1.050.