SE ASOCIÓ A EMPRESAS COMO ADIDAS, BURBERRY Y ZARA

Instagram desembarca en el negocio del e-commerce

Los usuarios podrán comprar directamente desde la plataforma de Facebook, en lugar de ser dirigidas al sitio web de retailer, que deberá pagar una "comisión de venta"

Instagram acaba de lanzar una función de compras online que permite a los usuarios adquirir productos directamente desde su plataforma de fotos, lo que marca una gran incursión en el e-commerce y un intento por captar nuevos ingresos.

La compañía que pertenece a Facebook informó ayer que los usuarios en Estados Unidos podrán comprar productos de 20 marcas de moda, incluyendo Adidas, Burberry, H&M y Zara, directamente desde la aplicación a través de su nueva función llamada Checkout. Planea incorporar nuevos retailers "en los próximos meses".

El empujón que facilita el comercio electrónico en Instagram se produce en un momento en que el crecimiento de ventas en la aplicación central de Facebook se está desacelerando en los mercados desarrollados. Durante el último anuncio de resultados del grupo, el CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, señaló que este año planeaba concentrarse en monetizar Instagram y WhatsApp, apps que compró en 2012 y 2014 respectivamente.

Algunos expertos creen que Facebook tiene hace mucho planes de copiar a las "súper apps", como la china WeChat, que permiten a los usuarios transferir dinero, hacer compras, y jugar a juegos desde sus mismas plataformas.

Hasta ahora, los usuarios tenían que abandonar la aplicación de Instagram y dirigirse a los sitios web de las compañías cuando querían adquirir los productos que habían visto en fotos publicadas por las cuentas comerciales de la plataforma.

Con la nueva función Checkout, Instagram le cobrará a las compañías vendedoras una "comisión de venta" cada vez que se concrete una compra en la plataforma, y será de un porcentaje sobre cada transacción.

Los usuarios podrán pagar con Visa, Mastercard, American Express, PayPal y Discover, y los pagos serán procesados en colaboración con PayPal, detalló Instagram. La gente también podrá tener la opción de guardar en el sistema la información de su pago para utilizarla nuevamente en el futuro.

"Los usuarios ya no tendrán que navegar cuando quieran hacer una compra", afirmó la compañía. "Y con su información del pago protegida en un lugar, podrán adquirir productos de sus marcas favoritas sin tener que loguearse e ingresar su información múltiples veces".

Facebook no hace un desglose de los ingresos de Instagram, pero según estimaciones de la firma de investigaciones eMarketer, le ingresarán u$s 14.400 millones por publicidad en 2019, o 23% de la facturación móvil que registra Facebook en todo el mundo.

Debra Williamson, analista principal en eMarketer, dijo que si bien ella no anticipa que se concreten "múltiples compras" a través de la plataforma, calcula que la venta de productos en sectores particulares, como cosméticos y moda, generen a Instagram algunos ingresos adicionales.

"En términos generales creemos que éste es el momento correcto para facilitar la ejecución de más transacciones a través de medios sociales", dijo.

Sin embargo, agregó que Facebook quizás tenga que superar los problemas en cuanto a su reputación tras los escándalos como la filtración de datos de Cambridge Analytica.

"Un desafío es saber qué tan dispuestos estarán los consumidores para entregar los datos de sus tarjetas de crédito a una red social, especialmente debido a que la gente tiene ciertas dudas sobre cómo Facebook maneja los datos. Y la información de la tarjeta de crédito es un dato muy sensible".

Instagram tomó medidas tendientes a desarrollar su oferta de compras el año pasado, por ejemplo permitiendo a las empresas agregar a sus posteos tagscon más información sobre sus productos. Ayer informó que actualmente más de 130 millones de usuarios al mes entran en esos posteos para ver los tags de esos productos, comparado con 90 millones en septiembre.

Facebook está analizando otras oportunidades para introducir nuevos flujos de ingresos, entre ellas el desarrollo de su propia moneda digital para permitir que se hagan pagos por WhatsApp.

Tags relacionados

Más de Financial Times