Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Histórico vuelo de avión estadounidense a Cuba

Una banda de salsa creó clima de fiesta en los mostradores de JetBlue en el aeropuerto de Fort Lauderdale. La aerolínea se convirtió en la primera operadora estadounidenese en hacer vuelos comerciales programados a Cuba en más de medio siglo.
El vuelo, con tripulación cubano-norteamericano, abre otro capítulo de los esfuerzos del presidente Barack Obama para normalizar las relaciones con Cuba, un proceso que comenzó en diciembre de 2014. Tarda 72 minutos en cruzar desde la base Florida de JetBlue hasta Santa Clara, el lugar donde están enterrados los restos del Che Guevara.
"Las divisiones [entre EE.UU. y Cuba] sólo tienen a las familias divididas. Creo que es una buena idea", dijo a la CNN en Español Luis Ricardo, un cubano-norteamericano a punto de abordar el avión. "Y cuantos más vuelos haya, más baratos serán".
Los vuelos chárter, que hace tiempo llegan a múltiples destinos cubanos desde Miami, son famosos por sus larguísimas esperas para hacer el check-in, y sinuosas filas de expatriados cubanos que transportan bolsas plásticas con todo tipo de artículos como medicamentos, uniformes de colegio y piezas de motos para sus familiares. Y el pasaje ida y vuelta cuesta u$s 500.
En comparación, JetBlue vende vuelos por u$s 200. Los compradores online sólo deben tildar un casillero certificando que cumplen con las 12 categorías de viajero autorizadas por el Tesoro de EE.UU. para hacer el viaje a Cuba.
Pese que se suavizaron las restricciones de viajes, el embargo norteamericano sólo puede levantarlo el Congreso, y los ciudadanos estadounidenses siguen sin poder viajar como turistas –si bien la prohibición es más teórica dado que los viajes de negocios, culturales, educativos y familiares están permitidos.
"Es un paso positivo y un aporte concreto al proceso de mejorar las relaciones entre los dos países", dijo Eduardo Rodríguez, viceministro de Transporte cubano.
American Airlines, Frontier, Silver Airways, Southwest y Sun Country también están autorizados a iniciar pronto sus vuelos programados, volando desde cinco ciudades estadounidenses, incluyendo Minneapolis y Chicago, a ocho destinos cubanos. Hasta 155 vuelos ida y vuelta semanales podrían ofrecer 1,4 millones de asientos anuales, una saturación que probablemente impida que las rutas sean inmediatamente rentables.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar