Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Hay riesgo de destruir la red social

Twitter es una de las grandes herramientas de comunicación del siglo XXI. Es influyente y, sobre todo, rápida y accesible. Pero como todas las empresas de tecnología y medios de comunicación, Twitter está en un estado de revolución permanente, ya que se esfuerza por encontrar nuevos usuarios y ganar dinero. ¿Con qué propósito? En persecución del logro de sus metas, el Sr. Dorsey y compañía deberían recordar que la originalidad de la plataforma se encuentra en sus limitaciones.
Desde que Twitter estableció su límite de 140 caracteres, ha proporcionado un sinfín de oportunidades creativas para que los usuarios se expresen en la forma más breve y clara posible. Cuando Twitter comenzó, fue esta restricción la que le dio la ventaja sobre otras plataformas de "microblogueo". Los usuarios rápidamente apreciaron la capacidad para debatir con otros en igualdad de condiciones. Todo el mundo tiene el mismo espacio limitado para presentar su argumento, y el reto puede ser estimulante.
Esta nueva propuesta ¿arruinaría la magia? En lugar de simplemente aumentar el límite, el Sr. Dorsey da a entender que se permitiría publicar trozos de texto buscables junto a los tuits. Esto de todas maneras cambiaría la mentalidad y el propósito de los tuiteros, convirtiendo a Twitter en una plataforma similar a Facebook o a Tumblr.
Millones de usuarios pudieran ya no conectarse para ver las noticias y rápidas reacciones provenientes de sus fuentes preferidas. Twitter correría el riesgo de convertirse en una plataforma de debate complicada y tediosa.
La adición de esta nueva función no va a hacer que la empresa repentinamente sea más emocionante y más rentable, ni tampoco atraerá a los usuarios que están siendo cautivados en grandes números por otras redes sociales. La propuesta sugiere que la compañía está buscando alternativas para encontrar una nueva dirección, pero no hay nada innovador en la combinación de trozos de texto con un tuit.
Es necesario que Twitter mejore - a pesar de que las nuevas encuestas y las funciones de vídeo son excelentes - pero no a costa de lo que la hace especial. Yo digo: ¡Adelante con la evolución! Pero por el amor de Twitter, Jack, te suplico que mantengas el límite de 140 caracteres.