Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Guillermo Lasso quiere poner fin a la revolución de Correa

En Ecuador el candidato presidencial de libre mercado promete bajar los impuestos y crear un millón de puestos de empleo. También promete reducir la deuda con China.

Guillermo Lasso quiere poner fin a la revolución de Correa

Sobre los estantes de la oficina de Guillermo Lasso están alineados libros que delatan su política. La riqueza de las naciones de Adam Smith; La desnacionalización del dinero de Friedrich Hayek; un compendio de casos provenientes de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

"Un gobierno no puede regular la libertad de expresión", dijo el líder de la oposición conservadora ecuatoriana a Financial Times antes de las elecciones presidenciales del domingo, donde obtuvo más del 28% de los votos. Es un resultado que llevará a un ballottage contra Lenín Boltaire Moreno, el candidato del líder izquierdista Rafael Correa.
Y agregó: "En casa también tengo una larga entrevista con Fidel Castro en mi escritorio, porque estoy interesado en comprender cómo la gente construyó doctrinas tan equivocadas".

Más de una cuarta parte de los electores de Ecuador, disconformes con el gobierno de Correa y atraídos por la promesa de Lasso de crear 1 millón de empleos, votó el domingo a este candidato de libre mercado.

Con el 98,5% de los votos escrutados, Moreno ganó la primera vuelta con 39%. Sin embargo, los analistas no pueden descartar las chances de Lasso –un ex banquero de 61 años proveniente de la ciudad portuaria de Guayaquil, que podría presentar el ballottage de abril como un referéndum sobre el legado de Correa.

Cynthia Viteri, ex legisladora de centroderecha que obtuvo 16% de los votos, ya declaró que respaldará a Lasso. Si la oposición une fuerzas, podría terminar con la "revolución" de Correa que lleva una década.

Eso estaría en línea con una tendencia que se viene observando en otras partes de América latina y que ha reemplazado administraciones de izquierda en Argentina y Brasil por gobiernos de libre mercado. En otros lugares de la región, los bolivianos rechazaron una propuesta de permitir que el líder izquierdista Evo Morales vuelva a candidatearse en las elecciones presidenciales. Mientras tanto, Nicolás Maduro, el líder socialista venezolano caído en desgracia, enfrenta un creciente descontento popular.

Lasso, que hizo carrera en el área de finanzas pese a no tener estudios universitarios, cultivó relaciones con el argentino Mauricio Macri y el peruano Pedro Pablo Kuczynski, quienes comparten en términos generales su ideología. Pero él insiste en que es independiente. "Respeto mucho a los presidentes Macri y Kusczynski. Pero soy Guillermo Lasso", afirmó. Consultado sobre por qué decidió ser candidato a presidente, respondió que está "cansado de los políticos. Es por eso que decidí gobernar".

Su plataforma de creación de empleo incluye aumentar la inversión y el comercio, bajar impuestos y aranceles y contar con un período de "austeridad fiscal" para achicar el gasto estatal. "Lasso tiene el estilo de Mauricio Macri... y le gustaría hacer ajustes pero que no sean suicidas," dijo Alberto Acosta-Burneo, economista de Guayaquil.

El gasto estatal se duplicó durante el gobierno de Correa, lo que permitió disminuir la pobreza en un país de 16 millones de habitantes. Pero con el fin del auge del petróleo llegó la crisis. Un escándalo de corrupción en Petroecuador, la compañía petrolera estatal, y las afirmaciones provenientes del grupo constructor brasileño Odebrecht en las que señala que pagó coimas por millones de dólares en Ecuador, también dañaron a Correa.

"Correa secuestró todos los poderes", dijo Tirso Angulo, un residente de Guayaquil que votó a Lasso, "Si Lasso gana tendremos más libertades".

Si es electo, Lasso buscará que Ecuador sea miembro de la Alianza del Pacífico, un bloque comercial de países latinoamericanos de libre mercado. Eso implicaría abandonar el bloque Alba encabezado por Venezuela. Otro cambio sería revertir la posición de Correa y adoptar una dura postura contra el régimen de Maduro, con el argumento de que Venezuela se convirtió en "una dictadura de un sólo partido".

El fundador de WikiLeaks Julian Assange sería también desalojado de la embajada de Ecuador en Londres, donde reside desde 2012.

Los críticos de Correa sostienen que el mandatario hipotecó Ecuador endeudándose con China en más de u$s 17.000 millones desde 2010, según China-Latin America Finance Database. Lasso comentó: "Con China tenemos que ampliar nuestra relación, reduciendo la deuda y aumentado el comercio.