Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Goodyear, otra víctima de la crisis en Venezuela

Goodyear Tire & Rubber se convirtió en la última compañía grande norteamericana en detallar los daños que le causa la crisis financiera de Venezuela. El fabricante de neumáticos para autos informó que contabilizó un costo de u$s 646 millones en sus resultados del cuarto trimestre.
Laura Thompson, directora de Finanzas, señaló que a la empresa a fines del año pasado no le permitieron cambiar bolívares por dólares para comprar materias primas. "Esas condiciones, combinadas con las regulaciones venezolanas, cada vez limitan más nuestra capacidad de tomar y ejecutar medidas operativas en nuestra subsidiaria venezolana", agregó Thompson.
Goodyear concluyó que sus operaciones venezolanas ya no cumplen con los criterios contables para las operaciones bajo su control y optó por excluirlas de sus balances, contó Thompson. El costo –u$s 577 millones después de impuestos– elevó a u$s 380 millones la pérdida neta del trimestre, comparado con la ganancia neta de u$s 2130 millones del cuarto período de 2014. Las ventas netas cayeron 6,7% a u$s 4060 millones.
La crisis en Venezuela parece encaminada a llevar al país a un default de sus deudas, en medio de una terrible recesión y galopante inflación. Después de años de mala administración, la economía del país también es una de las más perjudicadas en el mundo por el derrumbe del precio del petróleo, que representa un 95% de los ingresos por intercambio comercial.
Los severos controles cambiarios impuestos por el gobierno socialista crearon una aguda escasez de dólares para las compañías que quieren hacer negocios con el país.
En medio de un complicado sistema cambiario, que fomenta las distorsiones, el tipo de cambio del mercado negro hoy es cerca de 160 veces superior al principal cambio oficial de 6,3 bolívares por dólar. El país tiene cuatro tipos de cambio: tres oficiales y el paralelo, que el viernes cotizaba a 1016 por dólar.
Las condiciones en el país ya golpearon particularmente a las aerolíneas norteamericanas porque no se les permite repatriar desde Venezuela los ingresos que generan allí. American Airlines, United Air Lines y Delta Air Lines son algunas de ellas.
También se vieron perjudicadas empresas del sector automotriz como General Motors, además de Goodyear, y grandes compañías de consumo masivo incluyendo Procter & Gamble, Colgate-Palmolive, PepsiCo y AT&T.