Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Fuerte alza del crudo tras la purga por corrupción en Arabia Saudita

Si bien están quienes creen que a fin de año podría llegar a u$s 70 el barril, hay analistas que sostienen que estos niveles elevados durarán poco porque crecería el suministro

Fuerte alza del crudo tras la purga por corrupción en Arabia Saudita

Esta semana el precio del petróleo superó los u$s 64 el barril, el nivel más alto en dos años. El reciente salto se produjo después de que las medidas enérgicas tomadas por Arabia Saudita contra docenas de príncipes y magnates de los negocios generaran preocupación sobre la estabilidad y las futuras políticas del exportador de crudo más grande del mundo.

El pronunciado movimiento del crudo Brent, la referencia internacional, se registró poco después de que funcionarios sauditas advirtieran que habían descubierto una "corrupción generalizada" entre los sospechosos detenidos y que amenazaran con congelar los activos de esas personas.

El Brent venía con tendencia alcista incluso antes de que el príncipe heredero de Arabia Saudita iniciara su gigantesca purga, que incluyó la detención del multimillonario inversor Príncipe Alwaleed bin Talal que posee grandes participaciones en Citigroup, Apple y 21st Century Fox. La enérgica medida es mayormente considerada como un esfuerzo por consolidar el poder del príncipe Mohammed como el siguiente en la línea sucesora al trono.

Dado que Arabia Saudita es el principal miembro de la OPEP ya que extrae uno de cada nueve barriles de crudo que se producen en el mundo, la maniobra política en el reino es seguida muy de cerca por las comercializadoras de petróleo.

"El impacto en el crudo podría ser significativo en la percepción de volatilidad dentro del reino", dijo Cyril Widdershoven, de la consultora holandesa Verocy.

Kingdom Holdings, la firma de inversiones del príncipe Alwaleed, emitió un comunicado diciendo que el gobierno saudita había expresado su "plena confianza" en la compañía que maneja activos globales por u$s 12.500 millones.

Los empleados aseguraron a los socios comerciales que hay un vacío de información dentro de Kingdom Holdings, y que hay dudas sobre el destino de los activos de la firma.

"Todo está en espera", dijo un allegado a la compañía. A diferencia del petróleo, las acciones de las sociedades cotizantes donde el príncipe Alwaleed posee grandes participaciones inicialmente no se vieron afectadas por su detención.

El alza del crudo por encima de u$s 60 el barril tiene el sostén del reciente crecimiento económico, que es el más sólido registrado globalmente desde la crisis financiera. Además, el consumo está en pleno auge tanto en los mercados desarrollados como emergentes.

La OPEP también desde enero ha recortado la producción de manera coordinada con Rusia y otros productores grandes, lo que removió cerca de 1,8 millones de barriles diarios, o 2% de la oferta global proveniente del mercado. Eso permitió a disminuir el excedente de inventarios de petróleo que se acumuló desde 2014. Se espera que en el encuentro del 30 de noviembre se prorrogue el acuerdo hasta fines de 2018.

Las perforadoras de shale norteamericanas, cuya creciente producción ayudó a ponerle fin a la era del petróleo de u$s 100, también muestran señales de estar conteniendo la expansión, con compañías que se centran más en generar ganancias elevadas en vez de simplemente en perforar más pozos.

Las tensiones también se intensificaron en otros lugares de Medio Oriente. Irak el mes pasado salió a reclamar yacimientos petrolíferos y territorios disputados en Kurdistán iraquí, lo que llevó a una caída de las exportaciones provenientes desde el norte del país.

A partir de esta recuperación del petróleo se empezó a especular con que el crudo podría alcanzar los u$s 70 el barril a fines de este año, un nivel que parecía impensable hace apenas unas semanas.

Sin embargo, los analistas advierten que la suba del precio del petróleo probablemente haga crecer el suministro proveniente de otros productores, incluyendo shale norteamericano. Carsten Fritsch, analista de Commerzbank, dijo que creía que el salto que dio el crudo quizás dure poco como resultado de eso, si bien en el corto plazo las tensiones dentro de Arabia Saudita están conduciendo el mercado. "Repetidas veces hicimos hincapié en que el mayor "riesgo" para nuestro pronóstico conservador para el precio es que se desestabilice la situación en Arabia Saudita", aseguró Fritsch.