Lunes  04 de Mayo de 2020

Financial Times: una solución a la inminente crisis de deuda en los mercados emergentes

Se necesitan medidas exceptionales para abordar la crisis que enfrenta el mundo en desarrollo

Financial Times: una solución a la inminente crisis de deuda en los mercados emergentes

A raíz del brote de coronavirus, el mundo en desarrollo se enfrenta a una ola de defaults soberanos que probablemente supere a los anteriores episodios de agitación en los mercados emergentes.

Se necesitan soluciones creativas para evitar que la crisis se convierta en un cataclismo que aumente la presión sobre el sistema financiero.

La escala y la amplitud son excepcionales. Más de 100 países ya han pedido ayuda al Fondo Monetario Internacional (FMI), que en su informe sobre las perspectivas de la economía mundial advirtió que los mercados emergentes enfrentan "la tormenta perfecta". Es inevitable que se produzca una oleada de defaults soberanos.

Afortunadamente, la comunidad internacional no está ciega ante la crisis de deuda que se está gestando. El FMI ya canceló por seis meses los pagos de deuda de 25 países como Afganistán, Haití, Ruanda y Yemen, mientras que las naciones del G-20  acordaron congelar las deudas bilaterales de 76 países en desarrollo pobres.

Pidieron a los acreedores del sector privado -en su mayoría bancos, fondos de bonos y otras entidades de préstamos comerciales- que procedan de la misma manera.

Lamentablemente, por una serie de razones, organizar un congelamiento voluntario y generalizado del pago de deudas para las economías emergentes es extraordinariamente difícil, y tal vez imposible.

No existe ningún mecanismo jurídico supranacional que obligue a un grupo dispar de inversores a detener los cobros de créditos otorgados a un grupo igualmente diverso de países afectados. Incluso los acreedores que están de acuerdo podrían ver que su generosidad sólo beneficia a otros que se niegan a permitirlo.

Además, algunos países podrían negarse a una cesación de pagos de facto forzosa que podría manchar su solvencia en los próximos años.

Esto plantea la posibilidad de una serie escalonada de defaults  caóticos y ad hoc, además de congelamientos y reestructuraciones de deuda negociados de manera individual. Las ramificaciones serían inmensas para parte del mundo en desarrollo, y el daño infligido elevaría las tensiones en el aún vulnerable sistema financiero mundial.

Sin embargo, un puñado de destacados académicos de las áreas  financiera y jurídica presenta una solución interesante y al menos teóricamente viable que brindaría un vital alivio a muchos países en desarrollo, evitaría defaults técnicos e incluso atraería a muchos acreedores.

La propuesta se centra en la creación por parte del Banco Mundial de una "facilidad de crédito central" (FCC). Los países que deseen obtener ayuda deberían depositar cualquier pago de su deuda en esa facilidad, y no en las cuentas de sus acreedores. La FCC se complementaría con dinero del Banco Mundial o del FMI, y luego se prestaría el dinero a los países a tasas blandas para mitigar los efectos de la crisis del coronavirus.

En la práctica, esto equivale a una paralización, donde cualquier pago de deuda es canalizado directamente a los países deudores golpeados, bajo una intensa supervisión que garantice que no se desperdicie.

Los países tendrían que pedir a los acreedores que acepten formalmente que los pagos a la FCC -en lugar de a su agente fiscal designado- sean considerados como cumplimiento legal de sus obligaciones, lo que les impide caer en default. Una vez remitida la crisis del coronavirus, se podrá tomar una decisión más meditada sobre si un país necesita alivio de la deuda y, en caso afirmativo, en qué medida.

Que los acreedores acepten esto puede parecer una exageración, pero hay una zanahoria: el dinero de la facilidad de crédito se mezclaría con el dinero de la ayuda proveniente de las organizaciones supranacionales. El Banco Mundial y el FMI tienen "súper-prioridad" en cualquier reestructuración de deuda, y nunca aceptan una quita. Por lo tanto, cualquier dinero que los acreedores acuerden canalizar en la FCC estaría protegido.

Por supuesto, también se puede necesitar un palo para obligar a los acreedores reacios a consentir esto. La propuesta sugiere que el G20 declare que el coronavirus ha provocado un "estado de necesidad" para alentar a los acreedores renuentes.

Se trata de una referencia a los artículos de la Comisión de Derecho Internacional sobre la responsabilidad de los Estados por hechos internacionalmente ilícitos, en donde una cláusula  estipula que los países pueden invocar el "estado de necesidad" para justificar el incumplimiento de una "obligación internacional" si ésta es la única forma de contrarrestar "un peligro grave e inminente".

No se trata de una bala de plata, pero es un argumento legal que podría ayudar a proteger a los países contra los acreedores perjudicados que traten de obtener un resarcimiento por medio de los tribunales.

Es una solución elegante. Además, probablemente podría aplicarse rápido. Pero tiene algunas dificultades. Por ejemplo,  pese a la doctrina de la "necesidad", es posible que requiera de una severa persuasión moral por parte de una administración norteamericana que podría no estar dispuesta a ayudar a que los países en desarrollo dejen plantados a acreedores que, a menudo, están radicados en Estados Unidos.

Sin embargo, la idea de que la comunidad internacional está abierta a soluciones radicales fue subrayada por la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, la semana pasada, quien dijo que el fondo "podría tener que aventurarse aún más lejos de nuestra zona de confort" y considerar "si podrían ser necesarias medidas excepcionales en esta crisis excepcional".

Ella tiene razón. No es momento para la cobardía intelectual. Los mercados emergentes necesitan desesperadamente ayuda, y esta propuesta ofrece un paliativo viable. Los funcionarios deberían analizarla con seriedad.

Traducción: Mariana Oriolo

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,000065,750070,7500
DÓLAR BLUE0,0000119,0000123,0000
DÓLAR CDO C/LIQ0,1837-114,6246
EURO-0,010877,725377,9300
REAL2,639713,736913,7801
BITCOIN-1,27039.661,18009.667,5300
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS1,939729,5625
C.MONEY PRIV 1RA 1D-15,625013,5000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-14,705914,5000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000030,0000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)0,0000120,00120,00
CUPÓN PBI EN PESOS0,00003,053,05
DISC USD NY0,000070,5070,50
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL0,000043.676,1800
BOVESPA0,000093.828,6100
DOW JONES0,000026.281,8200
S&P 500 INDEX0,00003.112,3500
NASDAQ0,00009.615,8130
FTSE 1001,10007.273,4700
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO0,3745320,0377318,8435
TRIGO CHICAGO0,2387192,9045192,4452
MAIZ CHICAGO0,2280129,8176129,5224
SOJA ROSARIO0,0000225,0000225,0000
PETROLEO BRENT5,526442,200039,9900
PETROLEO WTI4,971939,270037,4100
ORO-1,79181.688,10001.718,9000

OpenGolf Newsletter

Anotate y recibí el resumen semanal del mundo del golf.

OpenGolf
Revista Infotechnology