Financial Times: ránking mundial de las compañías ganadoras en un año devastador

En marzo sólo crecían unas pocas empresas, luego repuntó el interés de los inversores permitiendo a otras acciones terminar el 2020 en alza. Cuáles son.

Incluso en el momento de máxima incertidumbre en marzo, algunas empresas prosperaban. Mientras los mercados de valores se desplomaban, compañías como Moderna, Zoom Video y Peloton se veían favorecidas a raíz del entusiasmo en torno a las firmas que podrían ayudarnos a lidiar o salir de la pandemia.

Esos siguen siendo los ganadores del año 2020. Pero el apetito de los inversores repuntó, lo que permitió que una gama más amplia de acciones también terminara el año en alza, a pesar de los paralizantes cuarentenas y las enormes cifras de muertes.

En junio, hicimos un ranking de empresas en función de los dólares que sumaban a su capitalización bursátil. Ese método da una importancia excesiva a las empresas que ya eran enormes. Una clasificación en base al porcentaje de suba en la capitalización bursátil otorga demasiado peso a las empresas más pequeñas que tuvieron grandes aumentos en el precio de sus acciones. Por lo tanto, armamos un híbrido para el ranking de fin de año: una suba porcentual con un piso de u$s 10.000 millones de valor de mercado a principios de 2020.

En ese ránking los primeros puestos los ocupan Tesla con un incremento en su valor bursátil de 787%; Sea Group con una suba de 446% y, tercero, Zoom Video con un salto de 413%. En el lugar 24º se ubica Mercado Libre con un aumento de su valor de mercado de 194%.

Geográficamente, China  supera a Estados Unidos, con 36 empresas en la lista frente a las 30 norteamericanas. Desde el punto de vista sectorial, es fuerte el peso de la tecnología pero con gran variedad, desde el grupo de comercio electrónico argentino MercadoLibre hasta la empresa sueca de capital privado EQT. Muchos de los ganadores se beneficiaron con la pandemia, otros parecen tener acciones que entraron en una burbuja. Algunos terminarán siendo ambas cosas.

Traducción: Mariana Oriolo

Tags relacionados

Más de Financial Times

Compartí tus comentarios