Jueves  13 de Febrero de 2020

Financial Times: la industria automotriz en el centro de la crisis desatada en China

Que un fenómeno que apenas existía hace un mes tenga tal impacto potencial debería hacernos reflexionar sobre si entendemos en profundidad cómo funciona la economía.

Financial Times: la industria automotriz en el centro de la crisis desatada en China

La propagación del coronavirus encabeza la agenda macroeconómica internacional. La Reserva Federal está "monitoreando de cerca la aparición del coronavirus", dijo su presidente Jay Powell al Congreso de EE.UU. Los analistas esperan que la enfermedad tenga un impacto significativo en el crecimiento -una estimación recortó 0,5 puntos porcentuales la tasa global de crecimiento interanual este trimestre. Eso es casi medio billón de dólares estadounidenses en actividad económica perdida. La causa es la interrupción de la economía china que se combinó con el papel de China hoy en las cadenas de valor mundiales.

Que un fenómeno que apenas existía hace un mes tenga tal impacto potencial debería hacernos reflexionar sobre si entendemos bien la economía. Hay tres observaciones de la crisis del coronavirus para considerar - y tímidas lecciones que nos dejará.

En primer lugar, hay que tener en cuenta que la industria automotriz es el centro del posible contagio -económico, no epidemiológico-, debido a que los cierres de las fábricas en China desencadenan desaceleraciones en otros lugares. Por supuesto, otros sectores también están en peligro. Pero la industria automotriz es importante por dos razones: las compañías advirtieron sobre el impacto casi de inmediato (las automotrices de Europa y Corea del Sur ya se vieron obligadas a detener la producción por falta de piezas chinas), y este sector sigue siendo crucial para las mayores economías industriales. Su posición simbólica no es infundada: sirve para poner de relieve lo globalizados que se volvieron los patrones de producción y, por consiguiente, lo interdependientes que son los desempeños económicos de los países.

En segundo lugar, la industria automotriz se enfrenta a la crisis de suministro de piezas provocada por el virus tras haber sufrido una serie de golpes. El dieselgate, el incierto futuro de los motores de combustión interna y el avance de los vehículos eléctricos, las barreras comerciales del Brexit y las guerras comerciales libradas desde la Casa Blanca, todo ello ha contribuido a la recesión industrial en Europa y EE.UU, y el coronavirus sólo puede empeorar las cosas. la pregunta es: ¿cómo distinguimos entre una interrupción puntual y una tendencia a la baja? Durante 18 meses los responsables que fijan políticas han mencionado la necesidad de determinar si la debilidad industrial es un incidente que deben ignorar, o un signo de fragilidad más prolongada que requiere un cambio de política.

La secuencia de malas noticias para el sector automotriz tal vez debería hacernos reconsiderar esa distinción. Después de un tiempo, ¿qué diferencia hay si la desaceleración o recesión consisten en una larga contracción o en muchas pequeñas? Si las causas son difíciles de determinar, quienes definen las políticas tal vez quieran centrarse en factores más visibles, como si la debilidad se prolongó por cierto tiempo, o si el shock inicial parece estar activando una dinámica que se retroalimenta. Esa dinámica podría incluir derrames a sectores relacionados pero inicialmente no afectados, o la respuesta de los consumidores a las crisis de los suministros, que es frenar la demanda.

Esta última posibilidad conduce a un tercer punto. El análisis económico distingue las crisis de demanda (que modifican lo que la gente quiere comprar) de las crisis de oferta (que modifican lo que la gente es capaz de vender). En la práctica, la crisis del coronavirus muestra que la mayoría de los acontecimientos económicos conllevan ambas crisis. Si bien es evidente que la epidemia comienza como un golpe a la oferta en China, el impacto negativo sobre los ingresos de los trabajadores chinos y la menor necesidad de materias primas importadas y de insumos industriales se traducen en shocks de demanda inmediatos. Por supuesto, lo mismo ocurre en los mercados donde se sienten las repercusiones. La caída de la demanda, a su vez, tiende a hacer que las empresas frenen las inversiones, por lo que en el futuro su capacidad de suministro será menor.

La combinación de las crisis de demanda y oferta es, en cierto sentido, una buena noticia. Los responsables de la formulación de políticas disponen de herramientas para hacer frente a ambas, pero el lado de la oferta es más difícil de mejorar, requiere políticas más específicas y tarda más en mostrar resultados que las políticas del lado de la demanda.

Por lo tanto, el coronavirus deja lecciones generales. Todos somos interdependientes, la economía puede dar un giro más repentino del previsto, y quienes definen la política macroeconómica deben actuar rápido.

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,000069,500074,5000
DÓLAR BLUE0,0000123,0000127,0000
DÓLAR CDO C/LIQ2,6523-112,0156
EURO0,277780,628080,8448
REAL0,263013,155913,1881
BITCOIN-0,62239.246,00009.248,2600
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS0,210529,7500
C.MONEY PRIV 1RA 1D-30,000010,5000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-28,125011,5000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000029,0000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)0,000094,0094,00
CUPÓN PBI EN PESOS3,11112,322,25
DISC USD NY-1,045371,0071,75
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL1,145042.747,5500
BOVESPA-1,3300100.031,8300
DOW JONES0,040026.075,3000
S&P 500 INDEX-0,93633.185,0400
NASDAQ-2,130010.617,4430
FTSE 1001,10007.273,4700
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO-0,8413324,8144327,5702
TRIGO CHICAGO-1,4466194,0068196,8544
MAIZ CHICAGO-1,3216132,2782134,0497
SOJA ROSARIO-1,6631230,6000234,5000
PETROLEO BRENT-2,451442,180043,2400
PETROLEO WTI-2,318139,610040,5500
ORO0,37821.805,00001.798,2000

OpenGolf Newsletter

Anotate y recibí el resumen semanal del mundo del golf.

OpenGolf
Revista Infotechnology