Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Surge cierto optimismo en el mercado de commodities

Si la actual tendencia continúa, 2016 será el primer año, en los últimos cuatro, en que se registre una entrada neta de flujos de inversión en el mercado de materias primas

Surge cierto optimismo en el mercado de commodities

Después de cinco años de caídas consecutivas, ¿el mercado de commodities habrá finalmente tocado fondo? Con la suba de 7% de un importante índice desde principios del año y el crecimiento de los flujos de inversión hacia el mercado, algunos inversores se atreven a ser optimistas aunque otros se mantienen firmemente al margen.


"Creemos que éste es un punto de inflexión en los flujos de inversión en el sector de materias primas", dijo Kevin Norrish, director de investigaciones sobre commoditites en Barclays. Según el último estudio del banco, los productos básicos recibieron desembolsos por u$s 54.000 millones entre enero y agosto, un récord histórico para el período. Si la actual tendencia continúa, 2016 será el primer año de entrada neta de inversiones en commodities en los últimos cuatro años.


La preocupación por el crecimiento económico global hizo que el dinero fuera al oro, así como el deseo de los inversores de aprovechar la volatilidad de las commodities individuales, contó Norrish. El oro hasta ahora es por lejos la inversión en materias primas más popular de 2016; cuyo flujo hacia los productos negociados en bolsa (ETP, por sus siglas en inglés) de oro físico creció a un neto de u$s 27.000 millones. Esta situación se produce después de tres años consecutivos de salidas netas desde ETP de oro y ya está lejos del anterior récord registrado en 2009.


También parece que fuera un revival en la noción de que las materias primas son una herramienta de diversificación y de cobertura contra la inflación, con los inversores apostando a productos que emulan índices. Los fondos de pensiones y otros inversores de largo plazo compran exposición al sector a través de swaps sobre índices de commodities que abarcan petróleo, agricultura y metales, como el Bloomberg Commodity Index, o BCOM.


Norrish agregó que 2016 podría convertirse en el primer año de ingresos netos de inversiones vinculadas a índices de commodities desde 2012, lo que podría significar que "los inversores a largo plazo otra vez están participando", dijo. Hay varias señales que alientan a los optimistas. El retorno total del BCOM es de 7%. Eso se compara con el retorno total de 9% de los fondos globales y con el alza de 6,4% del S&P500, incluyendo la reinversión de dividendos.


El ánimo positivo llegó a las acciones vinculadas con los recursos naturales. George Cheveley, administrador de carteras en Investec Asset Management comentó: "Estamos viendo un ingreso de inversiones y mayor interés en nuestros fondos de acciones de recursos naturales, en particular en el fondo Investec Global Gold".
Mineras como Anglo American, BHP Billiton y Glencore están captando interés. "Han reducido deudas y están generando liquidez. Los picos que registraron los precios del carbón de coque y manganeso, el desempeño de los mercados de mineral de hierro superior a lo pronosticado y la especulación sobre más recortes en el nickel" ayudan, aseguró.


Sin embargo, la gran pregunta es si la llegada de inversiones se sostendrá en el tiempo. Durante los últimos años, las materias primas experimentaron varios meses de compras netas, pero luego los inversores dieron un giro y vendieron sus tenencias.


Por ejemplo, este año PowerShares DB Commodity Index Tracking ETF, el mayor instrumento que comprende una canasta de materias primas, registró su primer ingreso neto de fondos desde 2012, pero los inversores vendieron en la segunda mitad del año. Los fondos netos que entraron en el ETF (fondo de inversión cotizante) hasta la fecha llegaron a u$s 92,55 millones, muy por debajo de los u$s 262 millones de mitad de año, según datos de ETF.com, ya que hubo dinero que salió de los fondos de oro y petróleo.


De hecho, algunos gestores de fondos creen que el oro y el petróleo podrían haber tocado sus máximos este año. Geoff Blanning, director de commodities en Schroders señaló: "Creemos que probablemente las mejores ganancias de este año para algunas de las principales materias primas ya se concretaron", si bien agregó que el gas natural, el azúcar y el café podrían continuar su ascenso.


Por el contrario, otros productos básicos como los granos, estuvieron deprimidos por la abundante cosecha de este año. Quizás requerirá de cierta persuación para atraer a algunos de los inversores institucionales y comités de inversiones que se han visto perjudicados durante los últimos cinco años a raíz del continuo mercado bajista. "Los inversores institucionales en realidad todavía no están pensando en apostar [a las commodities]. Lo harán cuando los precios hayan subido considerablemente", dijo Blanning.