Domingo  17 de Mayo de 2020

FT: ¿Es seguro volver a la escuela?

Los gobiernos se enfrentan a decisiones difíciles y a problemas logísticos para reiniciar la educación de los chicos. Pero algunos científicos creen que el riesgo es manejable.

FT: ¿Es seguro volver a la escuela?

Para los chicos de la escuela Kampen en Oslo, volver a clase significa pasar más tiempo en el parque.

Noruega reabrió muchos de sus colegios a fines de abril, lo que convirtió al país en un experimento sobre cómo implementar el distanciamiento social en el aula.

Los grupos de menor edad de Kampen pasan sólo la mitad de sus días en los edificios de la escuela, y la otra mitad en un parque local donde aprenden y juegan. El malabarismo es mayor con los alumnos de entre 11 y 13 años. Divididos en cuatro grupos, pasan dos días a la semana en el aula y dos días fuera de la escuela o en casa. Los viernes, todos trabajan desde sus hogares.

Hanne Hauge, la directora del establecimiento educativo, admite que tuvo que acortar el día de enseñanza y recurrir a personal adicional para manejar la carga laboral extra que implica haber reducido a la mitad el tamaño de las clases.

Pero las medidas generaron confianza: asisten casi todos los niños. "A muchos de ellos realmente les entusiasma volver", contó. "A esa edad es algo terrible estar aislado de tus amigos".

Kampen está al frente de uno de los temas más sensibles y complejos que enfrentan los gobiernos de Europa y Estados Unidos mientras suavizan las restricciones después de la cuarentena por el coronavirus.

Hasta ahora, sólo unos pocos se animaron a reanudar las clases en los colegios. En Noruega y Dinamarca las aulas se reabrieron el mes pasado, y Francia reinició las clases en algunas escuelas la semana pasada. En Hong Kong, con su baja tasa de contagios y sólo cuatro muertes, sólo volverán a las escuelas secundarias algunos grupos según la edad a fines de este mes. El primer ministro británico, Boris Johnson, ha dicho que los colegios primarios de Inglaterra empezarán a dictar clases en junio.

El impacto económico de la reapertura de las escuelas podría ser poderoso. Cuando están cerradas, los padres tienen dificultades para trabajar. Éstos representan alrededor del 16% de la fuerza de trabajo, según un estudio británico de 2008.

Aunque la reapertura de las escuelas puede ayudar a poner las cosas en marcha, no todo el mundo está ansioso por volver. A algunos padres les genera temor que sus hijos regresen a las aulas. Los maestros también están preocupados. En Gran Bretaña, el Sindicato Nacional de Educación, el mayor sindicato de docentes, describió los planes del gobierno como "imprudentes" y "totalmente prematuros", citando la alta tasa de contagios de Covid-19 en el país y la limitada infraestructura para hacer testeos. Sin personal en las aulas, las escuelas no pueden funcionar.

En los EE.UU., la política sobre la reapertura de las escuelas es particularmente polémica. Anthony Fauci, el principal científico de enfermedades infecciosas y miembro del grupo de trabajo de la Casa Blanca sobre el coronavirus, dijo en una audiencia de la comisión del Senado la semana pasada que "es mejor que seamos cuidadosos" al enviar a los niños de vuelta a la escuela. "No sé todo sobre esta enfermedad", aclaró.

El presidente Donald Trump respondió que esa respuesta era "no aceptable". "Por supuesto que deberían abrir las escuelas”, dijo a Fox, insistiendo en que el virus "tiene muy poco impacto en los jóvenes".

Entonces, ¿qué nos dice la ciencia sobre los riesgos de la reapertura, cuáles son los argumentos sociales y, si los países van a reabrir, cuál es la forma más sensata de proceder?

Temor al contagio

El cierre de escuelas es un método probado para hacer frente a las epidemias de gripe. Como los niños tienen tantos contactos sociales, tienden a adquirir la enfermedad a un ritmo elevado y se convierten en "súper propagadores". Pero con el Covid-19, la evidencia, aunque todavía incompleta, apunta a una dirección distinta.

"Las pruebas que tenemos sugieren que el papel de los chicos en la transmisión no se parece en nada a la gripe", dice Alasdair Munro, investigador clínico del Hospital Universitario de Southampton.

Una diferencia importante es que los niños pequeños no parecen ser muy propensos a contraer coronavirus. Un estudio realizado en Islandia, en el que se analizaron al azar alrededor de 13.000 personas, reveló que ninguno de los 848 niños menores de 10 años que participaron del estudio dio positivo para el virus.

Otro, en la ciudad italiana de Vo', donde se examinó al 86% de la población, no encontró ningún caso entre los menores de 10 años, a pesar de que la tasa general de contagio era del 2,6%. Esto fue así a pesar de que había varios niños que vivían con adultos que habían dado positivo en las pruebas de Covid-19.

Muchos científicos piden prudencia en la interpretación de esas estadísticas. Devi Sridhar, profesora de salud pública mundial en la Universidad de Edimburgo, duda que aún sepamos lo suficiente sobre el virus y el papel de los chicos en su transmisión. "Si fuera un papel menor, eso podría ser transformador. Pero podría no serlo y esa es la preocupación." Investigaciones recientes de la Oficina de Estadísticas Nacionales del Reino Unido, basadas en informes de la comunidad, sugieren que los niños pueden ser igual de propensos a contraer la enfermedad.

La evidencia no indica que los jóvenes desempeñen un papel de gran envergadura en la propagación de la enfermedad. "Cuando los niños no constituyen una gran parte de la población infectada, es difícil que ellos sean súper propagadores", afirmó Munro.

Esto también explica por qué algunos científicos han cuestionado la eficacia del cierre de las escuelas.

El desafío de la gestión

En un reciente discurso, el director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, estableció tres condiciones previas para la reapertura de las escuelas. ¿Está la epidemia bajo control? ¿Puede el sistema de salud hacer frente al resurgimiento de los casos? ¿Existe un mecanismo de tests y rastreo para permitir una respuesta oportuna contra cualquier nuevo brote?

Los expertos en salud pública se centran especialmente en la tercera condición. Gabriel Scally, profesor de salud pública de la Universidad de Bristol, dice que para que los padres y los maestros tengan confianza en la reapertura de las escuelas, es esencial la capacidad de responder rápidamente ante los brotes localizados.

"Necesitamos saber dónde se encuentran los lugares conflictivos, para poder decidir si la reapertura es aunque sea sensata, o si hay que cerrar las escuelas si los brotes se repiten", señaló. "Éste no es un sistema 'talle único'."

Una vez que las escuelas están abiertas, hay un enorme desafío de gestión. No es posible lograr que los menores de 10 años mantengan el distanciamiento social. No sólo entran en contacto cercano unos con otros, sino que también con los profesores que necesitan interactuar físicamente con los alumnos, incluyendo ayudar a los más pequeños a ir al baño.

La gestión de esta situación requiere clases más reducidas y la separación de los grupos (tanto de alumnos como de profesores), incluyendo  horarios de inicio y recreos escalonados.

Es posible que los maestros de más edad y los que tienen problemas de salud no puedan volver a las aulas. Lo mismo se aplica a los alumnos que pueden vivir con familiares ancianos o vulnerables. Esto significa que deben adoptarse disposiciones alternativas.

En Oslo, Hauge dice que el personal se ha acostumbrado a los nuevos sistemas. "Al principio se sentían un poco inseguros, pero ahora se han acostumbrado", contó. "Algunos de ellos ahora piensan que las reglas son un poco graciosas, como no poder usar la máquina de café y traer todo desde casa".

El profesor Viner reconoce que reabrir antes de que se haya una vacuna es un riesgo, pero ve que es inevitable. "La clave es manejar la incertidumbre", dice. "Alrededor de 150 niños mueren en accidentes automovilísticos en Gran Bretaña todos los años. Pero los padres no dicen “nunca te subas a un auto”. Compran asientos para niños y usan el cinturón de seguridad".

Agregó: "Los padres son buenos en este tipo de evaluación de riesgos inconsciente, siempre y cuando sepan a qué atenerse".

Traducción: Mariana Oriolo

Shopping

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,000076,500082,5000
DÓLAR BLUE1,6854177,0000181,0000
DÓLAR CDO C/LIQ0,0915-165,4649
EURO0,029991,268991,2961
REAL0,028913,833813,8378
BITCOIN2,048811.750,000011.755,9900
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS1,265830,0000
C.MONEY PRIV 1RA 1D-1,639330,0000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-1,515232,5000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000034,0000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)2,222292,0090,00
CUPÓN PBI EN PESOS-3,44831,681,74
DISC USD NY0,000061,1061,10
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL0,282049.024,0800
BOVESPA0,350098.309,1200
DOW JONES-1,440028.606,3100
S&P 500 INDEX-1,63303.483,8100
NASDAQ-1,650011.671,5550
FTSE 1001,10007.273,4700
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO0,4762387,6461385,8090
TRIGO CHICAGO0,2799230,3831229,7400
MAIZ CHICAGO0,6841159,3440158,2614
SOJA ROSARIO1,0886325,0000321,5000
PETROLEO BRENT-1,001642,500042,9300
PETROLEO WTI-0,097840,840040,8800
ORO0,01051.901,00001.900,8000

OpenGolf Newsletter

Anotate y recibí el resumen semanal del mundo del golf.

OpenGolf
Revista Infotechnology