Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Estados Unidos quiere ampliar poder de hackeo del FBI

Una movida del Departamento de Justicia para modificar una norma recibió advertencias de los críticos, quienes aseguran que de esa manera podría ampliarse significativamente el poder del FBI para acceder a computadoras sospechosas en cualquier parte del mundo.
Los fiscales federales sostienen que es necesario el cambio para mantener el ritmo de los avances tecnológicos, que permiten a los usuarios ocultar su identidad y obstaculizar el proceso tradicional que se sigue para obtener órdenes de allanamiento.
Los jueces federales auxiliares normalmente pueden autorizar el registro físico de propiedades ubicadas dentro de sus jurisdicciones geográficas. El Departamento de Justicia quiere que aprueben el registro remoto de computadoras ubicadas en cualquier lugar.
"Este es un importante cambio de política", aseguró Ron Wyden, senador demócrata por Oregon. "Amplía enormemente la facultad de hackear que tiene el gobierno ... de plantar malware en un millón de computadoras con una orden de allanamiento emitida por un juez".
La campaña a favor del hackeo que hace el FBI atrajo mucha menos atención que su batalla con Apple por la tecnología de encriptado. Sin embargo, está toma ritmo en un momento en que muchos europeos ya están asustados por el alcance del Derecho norteamericano, como en el intento del Departamento de Justicia de obligar a Microsoft de ceder los emails almacenados en Irlanda. Algunos críticos ahora advierten que con el hackeo legal del FBI se corre el riesgo de que más computadoras extranjeras queden implicadas en la tarea de los agentes policiales estadounidense.
Los funcionarios del Departamento de Justicia sostienen que el cambio que proponen para la "Norma 41" de las normas federales del proceso penal es una modificación que no altera los poderes del gobierno.
La propuesta, que también hace que sea más fácil para la administración apuntar a redes automáticas o botnets, se encuentra entre otras dos docenas de cambios listos para ser adoptados por la Corte Suprema el 1 de mayo.
La propuesta para la Regla 41 encendió un mayor debate sobre el esfuerzo que viene haciendo el FBI para acceder a computadoras legalmente. Las compañías tecnológicas como Google, la Unión Norteamericana de Libertadas Civiles y una asociación de abogados defensores penales temen que el cambio abra la puerta a allanamientos inconstitucionales. Todos dicen que cualquier modificación a la norma –y el uso de las herramientas digitales por parte del FBI– debería debatirse en el Congreso.
En los últimos dos años el FBI ha empleado técnicas de hackeo en al menos 16 ciudades, dijo Brian Owsley, profesor de Derecho de la Facultad de Derecho de Texas Tech University.