Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Estados Unidos pasa a la delantera en banca de inversión

Estados Unidos pasa a la delantera en banca de inversión

Del último ranking de bancos de inversión más grandes del mundo surgen dos tendencias que son evidentes: el ascenso de JPMorgan a la cima y la caída en desgracia de Deutsche Bank. Cabe esperar que esta divergencia continúe.

Los bancos de Estados Unidos ya están en mucha mejor forma que sus rivales europeos. Ahora le agregaron la ventaja de que quizás puedan convencer a la nueva administración de Washington para que suavice las estrictas regulaciones locales.

La carga que implica el cumplimiento de las normas en el caso de las entidades extranjeras probablemente se mantenga.

Los últimos datos de la compañía de análisis del sector Coalition muestran que en todas las geografías y casi todos los sectores, JPMorgan ya ocupa el primer lugar. Sólo Morgan Stanley pudo superarlo: es el mejor banco en acciones.

Mientras tanto, Deutsche Bank se desliza en la tabla. En renta fija cayó al tercer lugar. En Asia se movió del primero al tercer puesto, donde empata con otros tres bancos. Jefferies, el banco de inversión norteamericano, incrementó 48% sus ingresos de renta fija, que es un buen presagio para aquellas entidades que lograron aferrarse en este segmento. El año pasado, los tres primeros eran todos estadounidenses.

La relajación regulatoria debería darle a los bancos norteamericanos otro impulso. KBM estima que quitando los colchones adicionales que los reguladores locales agregaron a las normas internacionales deberían aumentar 12% las ganancias por acción el año próximo.

Los requisitos de capital de Basilea III, por ejemplo, exigen un ratio de apalancamiento mínimo de 3%, mientras que las instituciones depositarias norteamericanas deben sostener el 5% para que se las considere bien capitalizadas. El excedente se puede devolver a accionistas o invertir en ampliar sus balances generales a expensas de la competencia europea.

El cambio de la marea regulatoria –si es que se produce– llegará exactamente en el momento correcto para las instituciones norteamericanas. Las beneficiaría que se acuerden estándares regulatorios lo suficientemente elevados como para mantener alejados a la competencia europea.

Nomura sube en los ránkings

Deutsche Bank perdió su dominio del mercado europeo de banca de inversión el año pasado y ahora está empatado con Goldman Sachs en la carrera por ser el segundo banco de inversión más grande de la región llamada EMEA (Europa, Medio Oriente y Africa) después de JPMorgan Chase.

John Cryan, CEO de Deutsche, apoyó a la banca de inversión en sus planes de reestructuración y muchos ejecutivos sostienen que el banco alemán será el único grupo europeo que quedará en la escena mundial dentro de unos pocos años.

Sin embargo, los últimos datos de Coalition, firma de análisis del sector, muestran que la posición de Deutsche está vacilando en su propia región. Después de haber ocupado un claro segundo puesto en 2015 y en el primer semestre de 2016, las cifras indican que en todo 2016 compartió el lugar número dos con Goldman Sachs, según Coalition.

Los datos de Coalition también muestran un importante avance de la japonesa Nomura en la región Asia-Pacífico. El banco pasó del noveno lugar en el primer semestre de 2016 a compartir el tercer puesto en todo 2016 superando a Deutsche Bank, Goldman Sachs, Credit Suisse, HSBC y UBS.

A nivel global, JPMorgan retuvo la corona como mayor banco de inversión del mundo en términos de ingresos para 2016.