Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

U$D

DÓLAR
/
MERVAL

Es poco probable que el nuevo jefe de la Fed cambie el rumbo

La liquidación del mercado de acciones del lunes, que se propagó a todo el mundo, probablemente por sí sola no lo obligue a reconsiderar la política monetaria

Jay Powell, después de jurar como presidente de la Reserva Federal

Jay Powell, después de jurar como presidente de la Reserva Federal

Jay Powell recibió una salvaje bienvenida por parte del mercado de valores en su primer día como presidente de la Reserva Federal estadounidense, pero la liquidación de acciones que se propagó a todo el mundo probablemente por sí sola no lo obligue a trazar un nuevo rumbo para la política monetaria.

Si bien una fuga sostenida empezaría a dañar a las empresas y el ánimo de los consumidores al deprimirse la riqueza, el índice S&P 500 se mantiene en los niveles que tenía tan sólo en diciembre.

Un barómetro de los mercados de Goldman Sachs muestra que las condiciones financieras al cierre del lunes aún estaban cerca de 170 puntos básicos más laxas que cuando la Fed subió por primera vez las tasas de interés a fin de 2015, lo que sugiere que los mercados siguen sosteniendo el crecimiento.

Los operadores redujeron sus apuestas a que habría una alza de tasas en marzo después de que el mercado de valores se derrumbó el lunes, lo que colocó las probabilidades de un movimiento en 69%, según un análisis de CME Group.

Pero los analistas hicieron hincapié en que las perspectivas económicas norteamericanas son suficientemente alentadoras como para que la Fed modifique el plan de tres subas de tasas este año, que era el pronóstico promedio de las autoridades de la Fed publicado en diciembre. Los analistas de Goldman se encuentran entre quienes aún esperan cuatro aumentos.

Mark Spindel, fundador y director de inversiones de Potomac River Capital LLC, dijo: "La corrección no fue para nada lo suficientemente abrupta como para golpear la economía real. Es cierto que tenemos un nuevo presidente en la Fed y muchas vacantes en el banco central, por lo que hay incertidumbre en los mercados sobre cuál será su reacción.

"Pero la economía es sólida, finalmente se aceleró el crecimiento de los salarios, y el desempleo va camino a estar por debajo de 4%: lo peor que podría hacer Jay Powell sería reaccionar frente a esto y dejarse llevar por dos días de volatilidad del mercado," agregó Spindel.

El mercado norteamericano osciló entre subas y bajas el martes después del lunes negro, día en que el Promedio Industrial Dow Jones retrocedió más de 1100 puntos.

Steven Mnuchin, secretario del Tesoro norteamericano, el martes por la mañana trató de transmitir optimismo sobre la liquidación insistiendo en que las acciones estaban en niveles superiores a cuando Donald Trump asumió la presidencia y que si bien él estaba siguiendo de cerca los movimientos, los mercados estaban "funcionando muy bien".

El staff de la Fed empezó formalmente a advertir sobre los altos valores de los activos en julio pasado, diciendo que las vulnerabilidades vinculadas con las alzas habían pasado de ser "notables a elevadas".

Janet Yellen, la anterior presidente de la Fed, mencionó los altos precios de los activos en entrevistas que tuvieron lugar el último día en su cargo la semana pasada, en las que describió los valores como "elevados" pero se negó a hablar de burbujas.

Sin embargo, el banco central también afirmó que las reformas poscrisis permitieron que el sistema financiero, y en particular los bancos, sean mucho más resilientes de lo que eran durante la crisis 2007-09, cuando los tambaleantes valores de los activos condujeron a una ruptura total del sistema financiero.

Bill Dudley, presidente de la Reserva Federal de Nueva York, el mes pasado enfatizó que los derrumbes que sufrió el mercado de valores en 1987 y 2000-01 no estuvieron acompañados por recesiones profundas.

"Si el mercado de acciones cayera significativamente, creo que las consecuencias para el sistema financiero serían muchas menos de las que vimos en 2007 y 2008", dijo a Financial Times.

Joseph Gagnon, un ex funcionario de la Fed que ahora trabaja para el Peterson Institute for International Economics, señaló que tendría que producirse una corrección mucho más profunda en las acciones para que la Reserva Federal empiece a reconsiderar su política.

Traducción: MARIANA INÉS ORIOLO

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar