Jueves  30 de Abril de 2020

Es más difícil mantener la cordura sin mirar deportes

Con la cancelación de eventos deportivos debido al coronavirus, algunos hinchas perdieron la única comunidad que tenían

Es más difícil mantener la cordura sin mirar deportes

El autor Hunter S Thompson se pegó un tiro en febrero de 2005, cuatro días después de escribir con un marcador negro una nota titulada "Se acabó la temporada de fútbol" (se refería al fútbol americano): "No más partidos. No más buenas jugadas. No más caminar. No más diversión. No más natación”.

Ahora la temporada de fútbol terminó para todos. En todo el mundo se suspendieron las actividades deportivas por la pandemia. Obviamente, en este momento ése no es el mayor riesgo para salud mental.

El académico francés Émile Durkheim demostró en El suicidio (1897) — uno de los primeros ensayos sociológicos serios — que cuando las personas experimentaban un cambio repentino en las circunstancias, algunas se quitaban la vida.

Él pensaba en cambios como el divorcio, la muerte de la pareja o una crisis financiera, pero la cuarentena actual constituye un cambio repentino para todos que causa desempleo masivo y un aislamiento físico sin precedentes.

Además, ahora estamos entrando en una temporada letal: los suicidios en el hemisferio norte generalmente alcanzan su punto máximo en mayo y junio. La pausa en los deportes profesionales puede parecer irrelevante en comparación, pero es importante. Algunos fanáticos de los deportes  perdieron la única comunidad que tenían. ¿Cómo van a hacer frente a su nueva realidad?

Para muchos, ser un hincha es sólo una excusa para reunirse con otros. Borja García, de la Universidad de Loughborough, dice que cuando su equipo de investigadores le pidió a los fanáticos del deporte de todo Europa que documentaran lo que significaba el fútbol en su vida cotidiana, casi el 90% de las mil fotografías que la gente envió no mostraba ninguna jugada de un partido.

"En cambio, vimos interiores de micros en camino a un partido, preparativos minutos antes de llevar a un niño al estadio, emoción antes del partido en las gradas".

Viendo un partido en el estadio o en la televisión con amigos, uno puede perder la individualidad y unirse a un grupo. "Cualquier cosa que pueda alejarnos de una preocupación por nuestro patético ser es una emancipación", dice Chris Oakley, un psicoanalista de Londres que escribió Football Delirium (el delirio del fútbol).

Agrega que cuando los hinchas celebran en las gradas, pueden deshacerse de las inhibiciones y disfrutar de una "dosis manejable de locura". Incluso la derrota es una oportunidad para compartir emociones con otros.

En algunas familias, el único tema de conversación libre de tensiones es el equipo que todos apoyan. Pero la belleza de ser hincha, especialmente para ciertos hombres, es que ni siquiera se requiere una conversación. Pueden simplemente estar juntos.

Un fanatismo compartido puede conectar a las personas más incompatibles. Una noche, durante la campaña presidencial estadounidense de 1968, Thompson hizo un viaje en limusina por New Hampshire junto con el candidato republicano Richard Nixon, y hablaron sobre fútbol americano sin parar sentados en el asiento trasero.

"Fue un viaje muy extraño", reflexionó Thompson más tarde, "probablemente una de las cosas más raras que he hecho, y especialmente extraño porque tanto Nixon como yo lo disfrutamos. . . Uno puede decir muchas cosas sobre Nixon — todavía tengo serias dudas que pueda pasar por Humano — pero es un perfecto fanático que conoce todos los detalles del fútbol americano profesional".

Luego están los rituales tranquilizadores de seguir a tu equipo desde la infancia hasta la tumba. "He medido mi vida en partidos del Arsenal", escribió Nick Hornby en Fever Pitch. Todo lo demás cambia — la gente se divorcia, se aleja, envejece, muere — pero si tienes suerte, tu equipo siempre estará allí para ayudarte.

El fanatismo también enriquece nuestras vidas con destellos de grandeza. La genialidad accesible de Roger Federer o Simone Biles nos muestra lo mejor que pueden hacer los humanos. Es mejor que leer las cifras diarias de mortalidad de esta pandemia.

Existe evidencia estadística de los beneficios que aporta el deporte a la salud mental. Thomas Joiner, de la Universidad Estatal de Florida, descubrió que los suicidios en EE.UU. disminuyen en las ciudades donde un equipo deportivo local llega a los playoffs, y caen en todo el país el domingo del Super Bowl, probablemente porque los fanáticos sienten una conexión al verlo juntos.

Stefan Szymanski y yo mostramos un efecto similar con respecto al fútbol europeo en nuestro libro, ¡El fútbol es así!: los suicidios en un país disminuyen cuando tu selección nacional juega en una Copa del Mundo o un Campeonato de Europa.

Casi todos nuestros hábitos comunitarios, desde la religión hasta ir a un bar, pierden fuerza hace décadas. Ahora el coronavirus casi los ha eliminado. No es de extrañar que las personas de todo el mundo hayan creado de inmediato un nuevo ritual comunitario, las ovaciones para los trabajadores de la salud. Probablemente hagamos esto más por nosotros mismos que por ellos.

Algunas personas ahora van a tomar medidas extrañas para aferrarse al deporte. Un hombre viajó para ver fútbol a casi todos los países del mundo hace poco le envió a Oakley una foto de él mismo sentado solo en las gradas, con un barbijo, en Bielorrusia, el único país europeo donde continúa la liga.

Otros han mantenido sus comunidades deportivas en forma virtual. Los futbolistas de clubes como Norwich City han llamado a hinchas de tercera edad para conversar y ver si alguien necesita ayuda.

Oakley cuenta que hay mucho tráfico en sus grupos de Whatsapp de fanáticos de los Spurs, la mayoría de los cuales están felices de que la terrible temporada de su equipo haya terminado por ahora.

Las redes sociales generalmente se consideran un problema. Para los fanáticos del deporte — y otros que ahora buscan comunidad — pueden ser la solución.

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,000065,500070,5000
DÓLAR BLUE-0,8065119,0000123,0000
DÓLAR CDO C/LIQ0,2144-114,2986
EURO0,055877,278777,3080
REAL0,083913,586313,5918
BITCOIN0,60869.575,72009.583,7000
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS7,294128,5000
C.MONEY PRIV 1RA 1D-18,750013,0000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-17,647114,0000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000026,6000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)19,7727131,75110,00
CUPÓN PBI EN PESOS26,73613,652,88
DISC USD NY3,308870,2568,00
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL4,319042.037,5600
BOVESPA2,150091.046,3800
DOW JONES2,050025.742,6500
S&P 500 INDEX1,36493.080,8200
NASDAQ0,78009.608,3750
FTSE 1001,10007.273,4700
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO0,8818315,2610312,5053
TRIGO CHICAGO0,8366188,2197186,6580
MAIZ CHICAGO0,0000127,6524127,6524
SOJA ROSARIO0,4505223,0000222,0000
PETROLEO BRENT-0,732939,280039,5700
PETROLEO WTI-0,543336,610036,8100
ORO-1,80851.694,00001.725,2000

OpenGolf Newsletter

Anotate y recibí el resumen semanal del mundo del golf.

OpenGolf
Revista Infotechnology