Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

En California se duplicó la cantidad de autos autónomos en dos años

El estado donde se encuentra Silicon Valley autorizó a 27 empresas a probar sus vehículos autónomos

El número de vehículos autónomos que circulan por las calles de California se ha más que duplicado en un momento en que las automotrices y grandes compañías tecnológicas compiten contra las empresas nuevas de perfil bajo para poner a prueba sus autos sin conductor.
Los dos permisos nuevos que acaba de otorgar el Departamento de Vehículos Motorizados (DMV, por sus siglas en inglés) de California para realizar pruebas con autos autónomos elevó a 27 el número total de compañías autorizadas para conducir sus prototipos de vehículos en el estado. Esta cifra es más del doble que hace un año; y a principios de 2015 había sólo siete, según el organismo regulador automotor del estado.
Los participantes más nuevos en este cada vez más concurrido mercado son Uber -cuyos autos de prueba fueron expulsados de las calles de San Francisco en diciembre luego de que inicialmente se negara a solicitar la aprobación del DMV- y PlusAI, una empresa nueva de 15 personas con sedes en California y Pekín cuya existencia hasta ahora era casi desconocida.
A principios de este mes, Renovo Motors, una empresa naciente de Silicon Valley que está desarrollando "movilidad automatizada a pedido"(AMoD, por sus siglas en inglés), y Navya, la creadora francesa de un transbordador eléctrico autónomo, se agregaron a la lista aprobada por el DMV.
El grupo podría ampliarse aún más teniendo en cuenta que son muchas las empresas de todo el mundo que se instalan en Silicon Valley para desarrollar su tecnología y aprovechar su tan codiciada fuente de talento. Didi, el servicio de transporte privado chino, acaba de inaugurar un nuevo centro de I+D en Mountain View para trabajar en conducción inteligente, seguridad cibernética e inteligencia artificial.
La mayor cantidad de compañías que reciben licencias para hacer pruebas autónomas en California va acompañada de un crecimiento aún más rápido en el número de vehículos que se están conduciendo en las autopistas públicas.
En la actualidad, según el DMV, del total de 180 autos autónomos unos 77 pertenecen a Waymo de Alphabet que, siendo la tercera compañía en inscribirse en el programa de pruebas del estado, mantiene hace mucho tiempo la mayor flota de vehículos autónomos. Excluyendo los pertenecientes al antiguo proyecto de coches sin conductor de Google, el número de autos autónomos a los que se les ha permitido realizar pruebas en California se incrementó más de ocho veces desde 2014.
El año pasado se produjo el mayor avance. Desde marzo de 2016, a excepción de Waymo, el número de vehículos sin conductor autorizados a circular pasó de 33 a 103.
Después de Waymo, las compañías con las mayores flotas autónomas actualmente son Cruise, la startup que adquirió General Motors el año pasado por varios cientos de millones de dólares, con 27 automóviles, seguida por Tesla con 24. El resto del mercado tiene como máximo un puñado de vehículos por cada empresa, incluso con Uber actualmente autorizada para conducir pruebas con sólo dos autos.
Junto a compañías como Volkswagen y Mercedes-Benz, que fueron las primeras en ser aprobadas para realizar pruebas en California, y otras automotrices tradicionales, numerosas empresas nuevas chicas están compitiendo por una parte de lo que muchos predicen será la próxima gran disrupción del mercado de Silicon Valley.
A principios del año pasado, PlusAI fue fundada por David Liu, un ex consultor de McKinsey que anteriormente lanzó negocios de publicidad en video y de juegos para teléfonos móviles, y Hao Zheng, que ocupó durante muchos años altos cargos en el laboratorio chino de investigación y desarrollo de Yahoo.
"Nosotros estamos realmente enfocados en la tecnología por ahora", comentó. Liu. "Todavía no estamos en la etapa en que la que la tecnología esté lista para uso comercial a gran escala, pero sí vemos que sucederá durante los próximos dos años. Queremos estar listos para eso".
PlusAI recaudó varios millones de dólares provenientes de fondos de capital de riesgo de Silicon Valley, agregó Liu, pero no quiso nombrarlos porque en ese momento trataba de mantener el bajo perfil de la compañía hasta que su existencia fuera revelada esta semana por el proceso de permisos del DMV en California.
Otra startup del sector, Drive.ai, ofreció la primera demostración de su tecnología el mes pasado. En un video corto mostró cómo es la conducción del auto de noche y bajo la lluvia, situaciones que han representado un desafío para algunos sistemas autónomos.
"Cualquier tecnología de autoconducción exitosa tendrá que abordar innumerables situaciones impredecibles y una amplia variedad de condiciones de manejo", escribió Drive.ai en un blog, "y sin embargo pocas son capaces de hacerlo actualmente".
Zoox, otra empresa naciente de conducción autónoma que mantiene el perfil bajo y con permiso para realizar pruebas en California, emergió brevemente de su "modo sigiloso" la semana pasada en un inesperado lugar: la Conferencia de Desarrolladores de Videojuegos (GDC, por sus siglas en inglés).
Su stand en el evento de videojuegos en San Francisco era ineludible gracias a la presencia de una enorme camioneta SUV negro mate, cubierto con sensores y cámaras LIDAR.
Mientras proliferan los vehículos sin conductor en California, particularmente alrededor de San Francisco y la península de Silicon Valley al sur de la ciudad, el manejo empezó a plantear algunas preguntas sobre seguridad.
"El problema que enfrentamos como industria emergente es si realmente somos capaces de cumplir con lo que prometemos: ¿Podemos realmente lograr que este vehículo se conduzca con seguridad?", comentó Liu. "'No pasar luces rojas: ésa es la regla más elemental. Mientras no lo consigas, no creo que deberías poner en peligro la vida de las personas".

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar