Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Elon Musk anuncia que reanudará lanzamientos de cohetes al espacio

SpaceX planea reanudar el lanzamiento de cohetes la próxima semana, tras completar una investigación sobre una espectacular explosión en la plataforma de lanzamiento que destruyó un cohete y un satélite en septiembre.
La compañía espacial fundada por el multimillonario Elon Musk dijo que el 8 de enero intentará su primer lanzamiento en meses, desde el complejo de lanzamiento espacial Vandenburg en California. Su cohete llevará satélites de Iridium, una compañía que pretende construir la constelación de satélites comerciales más grande del mundo.
Este lanzamiento marcará un regreso a las operaciones de vuelo cuatro meses después de que un cohete de esa empresa terminara envuelta en llamas y perdía su carga: un satélite israelí parcialmente destinado a ayudar a Facebook a llevar las conexiones de Internet a personas en África. La explosión también puso en riesgo la adquisición por u$s 285 millones de Spacecom, propietaria del satélite, por parte del Grupo Beijing Xinwei de China.
SpaceX dijo en un comunicado que su investigación del fracaso que ocurrió en septiembre, realizada en colaboración con organismos como la Administración Federal de Aviación y la NASA, había descubierto una acumulación de oxígeno entre un recipiente de presión y un tanque. Como resultado, el recipiente de presión falló cuando el oxígeno atrapado rompió fibras y creó fricción, lo que provocó la explosión de un tanque de helio.
SpaceX está haciendo cambios a corto plazo para evitar que se repitan estas condiciones, mientras rediseña los recipientes para prevenir dichos incidentes a largo plazo. "SpaceX valora enormemente el apoyo de nuestros clientes y socios a lo largo de este proceso, y esperamos cumplir nuestro manifiesto en 2017 y en el futuro", indicó la compañía.
Para la compañía, la investigación de la explosión fue "la más difícil y compleja" en sus 14 años de historia, según Musk. Tras el accidente dijo en un mensaje de Twitter que los motores no se habían activado, y que no parecía existir ninguna fuente de calor.
Pero éste no fue el primer fallo de alto perfil de la compañía, la cual marcha a la cabeza de la iniciativa por parte de los empresarios en general para reformar la industria espacial.
En junio de 2015, un cohete Falcon 9 propiedad de SpaceX explotó minutos después de despegar, destruyendo la carga que se dirigía a la Estación Espacial Internacional. Seis meses después, la misión tuvo éxito, y logró la puesta en órbita de un satélite y el complejo regreso de un cohete propulsor a la tierra.
Iridium declaró que estaba "satisfecha" con el anuncio de SpaceX de los resultados de la investigación y de los planes para retomar los lanzamientos.