Jueves  01 de Noviembre de 2018

Elecciones intermedias: la madre de todas las batallas para la Casa Blanca

Un triunfo republicano la semana próxima precipitaría la crisis constitucional que se viene gestando desde que asumió Donald Trump como presidente

Donald Trump en un acto de campaña en Wisconsin
Donald Trump en un acto de campaña en Wisconsin

Ya hubo antes en Estados Unidos elecciones legislativas dramáticas. El aplastante triunfo de los republicanos en 1994 cambió el curso de la presidencia de Bill Clinton. La "paliza" que recibió George W. Bush en los comicios de medio término de 2006 puso fin al reinado de Dick Cheney, su combativo vicepresidente. Y el Tea Party entró en la mayoría de edad, aunque nunca maduró, con la derrota de Barack Obama en las elecciones parlamentarias de 2010. Pero todo eso poco se compara con lo que está en juego en el referéndum sobre Donald Trump este 6 de noviembre. La votación este año es un ensayo general de lo que será en dos años la carrera por la Casa Blanca más importante que ha tenido EE.UU.

Trump ya fijó los términos sobre los que se peleará la elección de 2020. Para cuando los votantes vayan a las urnas el martes a elegir las 435 bancas de la Cámara de Representantes y sólo una tercera parta del Senado, él habrá hablado en 34 actos de campaña. Casi todos ellos se llevan a cabo en el corazón de los distritos donde ganó en 2016. Ese itinerario habla tan fuerte como Trump. No tiene más intenciones de agradar a los votantes de clase media que de unir a EE.UU. frente a la tragedia. Así como Trump rechaza cualquier oportunidad por sanar divisiones nacionales, esquiva la chance de agradar a la "exhausta mayoría" que ideológicamente no es ni conservadora ni liberal.

Sus palabras son las adecuadas para los lugares que eligió. En vez de hacer campaña mencionando el gran crecimiento de la economía, el cierre de sus discursos se centra por completo en la identidad. En las últimas semanas Trump propuso descartar el corazón de la enmienda 14º pos guerra civil que le otorga la ciudadanía a los nacidos en Estados Unidos. También envió 5000 soldados norteamericanos a la frontera con México para evitar que una caravana de refugiados centroamericanos ingrese al país. Sumado a los 16.700 agentes que protegen la frontera, eso significa que EE.UU. habrá desplegado más hombres y mujeres armados para evitar una "invasión" que los que tiene en Afganistán.

Si ganaran los republicanos, una vez más Trump habría demostrado a los expertos que están equivocados, incluyendo a aquellos del lado de los republicanos que le han pedido que mencione la economía para los votantes de clase media. Cualquiera sean las limitaciones que ahora tiene Trump desaparecerían. Dijo que eliminaría la ciudadanía por nacimiento por decreto ejecutivo. Esa medida iría directamente a la Corte Suprema. Si se sostiene una iniciativa que la mayoría de los expertos señala que requiere de una enmienda constitucional, no habría ningún límite a lo que podría hacer Trump.

No contento con eso, Trump planea una purga de funcionarios indeseables de su administración. Jim Mattis, el secretario de Defensa, es una probable víctima. Al igual que Jeff Sessions, el procurador general cuyo despido Trump quiere concretar desde que se negó a supervisar la investigación de la supuesta intervención de Rusia en las elecciones de 2016. Sin Sessions, Robert Mueller sería el sucesor. Se cree que el fiscal especial elaborará su informe final las semanas posteriores a las elecciones. Una victoria republicana casi seguramente sería una fatalidad para Mueller. También podría en peligro la seguridad laboral de Jay Powell, presidente de la Reserva Federal de EE.UU., cuyo endurecimiento de la política monetaria aborrece a Trump. Y la lista sigue. Un triunfo republicano la semana próxima precipitaría la crisis constitucional que se viene gestando desde que asumió Trump.

Algunos observan que el partido demócrata no tiene agenda. Eso es no entender cómo funciona la política norteamericana. Los partidos estadounidenses sólo tienen una agenda clara cuando se unen detrás de un presidente o de un nominado a presidente. Pero en realidad, si gana el partido demócrata tendrá como objetivo primordial pedirle explicaciones a Trump. Eso significaría solicitar sus declaraciones de impuestos y audiencias sobre los conflictos de interés de Trump, incluyendo en qué medida su familia se aprovecha de su presidencia. Significaría respaldar a Mueller hasta el final.

En suma, una victoria demócrata hará resaltar los instintos más combativos de Trump. Hay cero chances de una concordia bipartidista. Trump ni siquiera mencionó la infraestructura en su campaña. Las posibilidades de un período de calma antes de las elecciones de 2020 también son nulas. La madre de todas las batallas por la Casa Blanca comienza el miércoles. Trump se aseguró el terreno sobre el que dará combate.

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,000052,000057,0000
DÓLAR BLUE0,000057,000058,0000
DÓLAR CDO C/LIQ35,3257-59,1591
EURO0,072960,728160,7669
REAL0,101613,494613,5037
BITCOIN-1,924810.708,500010.716,9700
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS0,542957,8750
C.MONEY PRIV 1RA 1D7,575871,0000
C.MONEY PRIV 1RA 7D6,666772,0000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000058,0000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)-5,7471164,00174,00
CUPÓN PBI EN PESOS-5,55561,701,80
DISC USD NY-5,194873,0077,00
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL-10,445030.406,6500
BOVESPA-0,250099.468,6700
DOW JONES-0,660026.135,7900
S&P 500 INDEX-0,79152.923,6500
NASDAQ-0,68008.002,8120
FTSE 1000,14007.139,7600
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO0,2049314,4343313,7913
TRIGO CHICAGO-1,4501168,5618171,0420
MAIZ CHICAGO-1,3014141,8250143,6950
SOJA ROSARIO0,0000245,1000245,1000
PETROLEO BRENT0,518960,050059,7400
PETROLEO WTI-0,124756,070056,1400
ORO0,35991.505,80001.500,4000
Revista Infotechnology