Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El empresariado de EE.UU. prefiere a Clinton antes que a Trump

El empresariado de EE.UU. prefiere a Clinton antes que a Trump

Las agrupaciones empresarias de Washington dijeron a Financial Times que preferirían tener a Hillary Clinton en la Casa Blanca antes que a Donald Trump en una relación de dos a uno.

La encuesta más completa hasta la fecha sobre las opiniones de las compañías en cuanto a las elecciones norteamericanas muestra que la mitad de las agrupaciones empresarias consultadas por FT ha quebrado la tendencia de décadas en la que las firmas elegían a los republicanos y que prefiere como presidente electo a la candidata demócrata.

Sólo una cuarta parte de los consultados respaldó a Trump, cuya mordaz campaña se caracteriza por las críticas populistas a las empresas. Pero el apoyo a Clinton a menudo es tibio, impulsado más por el miedo al nominado republicano que por el entusiasmo por ella.

Bill Reinsch, que representaba compañías desde Cisco y General Electric hasta Procter & Gamble como presidente del Consejo Nacional de Comercio Exterior, dijo que Clinton sería mejor para las compañías miembro de su agrupación, pero que la elige con poco entusiasmo como la opción “menos mala”.

“Odio ponerlo en términos negativos, pero lo hago porque los otros dos son tan terribles”, dijo refiriéndose a Trump y a Bernie Sanders, el autodeclarado socialista que sigue compitiendo por la nominación demócrata.

“Creo que Clinton es la única de los tres que comprende mejor los problemas y nos escuchará mejor. Una de las cosas que realmente preocupa a las compañías es si podrán comunicarse con el presidente. O si estamos tratando con alguien que tenga las ideas claras".

El FT consultó a 53 asociaciones empresariales con sede en Washington y recibió respuestas de 16 de ellas, las cuales hacen lobby para casi 100.000 compañías que juntas generan ingresos anuales superiores a u$s 3,5 billones. Una cuarta parte de los consultados dijo que no pueden decidir qué candidato es mejor para su actividad porque es demasiado pronto para opinar sobre sus plataformas electorales, o respondieron “nada de eso”.

Varias entidades empresarias expresaron su consternación porque es la primera vez que enfrentan una carrera presidencial sin un claro candidato pro negocios, lo que nubla sus esperanza de tener un nuevo amanecer tras casi ocho años con, según ellos, exceso de regulaciones por parte de la administración Obama.

Reinch, que el mes pasado se retiró de su asociación, agregó: “Otra cosa que quieren las compañías es previsibilidad, que es el lo opuesto a Trump, que tanto alarde hace de su condición de impredecible”.

Trump, un desarrollador inmobiliario multimillonario, dijo a los votantes que su experiencia en los negocios lo convierte en apto para reactivar la economía de Estados Unidos.

Pero venció a sus rivales del GOP en parte cuestionando una alianza del establishment entre los republicanos y los grupos empresarios, que están acostumbrados a financiar campañas y tener un nominado pro empresas que quiera comercio abierto, menores déficits y gobiernos más reducidos.

El magnate de Manhattan evitó esas posiciones, y en cambio aprovechó el descontento de los votantes por la economía y porque sienten que fueron engañados con el argumento de que lo que es mejor para las grandes compañías es también mejor para la clase media.

Los dirigentes de empresas están especialmente asustados con las amenazas proteccionistas de Trump, que prometió terminar con los acuerdos comerciales y fijar aranceles punitivos sobre las importaciones. Tom Donhue, presidente de la Cámara norteamericana de Comercio, describió sus propuestas como “bastante estúpidas” en marzo.

En comercio, 63% de los consultados dijo que Clinton tiene las mejores políticas, y el resto no eligió un candidato pese a que la demócrata el año pasado cambió de posición mostrándose en contra del Acuerdo Transatlántico de Cooperación Económica, algo por lo que las grandes empresas se desesperan.

La esperanza está puesta en que Clinton vuelva a su postura anterior sobre los acuerdos comerciales y la globalización”, dijo el presidente de una entidad empresaria.

Traducción: Mariana I. Oriolo

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar