Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

El discurso de Obama fue una gran crítica velada a Donald Trump

Sin nombrarlo, el jefe de la Casa Blanca respondió a cada una de las críticas del magnate republicano."Quien diga que nuestra economía está en caída vive una ficción", dijo

El discurso de Obama fue una gran crítica velada a Donald Trump

El presidente Barack Obama usó su último discurso sobre el Estado de la Unión, el martes, para hacer una velada crítica a Donald Trump, el precandidato presidencial republicano, al pedirle a los estadounidenses que se mantengan fieles a los valores que permitieron que la suya sea una nación fuerte.


Sin referirse por su nombre a Trump, el magnate de las propiedades cuyo slogan de campaña es "Hagamos que Estados Unidos sea grande otra vez", Obama negó las afirmaciones de que el país es menos respetado en todo el mundo desde que él lo conduce, y dijo que "quien diga que la economía norteamericana está en declive vive en un mundo de ficción".


"Estados Unidos de América es la nación más poderosa de la Tierra. Punto. En lo que respecta a todos los temas internacionales importantes, en el mundo no buscan en Beijing o en Moscú un liderazgo, nos llaman a nosotros", exclamó.


Obama dijo a los más de 500 miembros del Congreso que presenciaron su discurso que Estados Unidos sólo prosperará si defiende sus valores, en comentarios que parecían apuntados a Trump, quien describió a los inmigrantes mexicanos como "violadores" y pidió que EE.UU. prohiba el ingreso de musulmanes al país. "¿Vamos a responder a los desafíos de estos tiempos con temor, cerrándonos como nación y enfrentándonos entre nosotros como pueblo?", se preguntó Obama. "¿O vamos a enfrentar el futuro con confianza en quiénes somos, qué representamos, y las increíbles cosas que podemos hacer juntos?".


Agregó que cuando los políticos insultan a los musulmanes no hacen de Estados Unidos un lugar más seguro. "Simplemente es un error. Nos achica a los ojos del mundo. Nos hace más difícil lograr nuestras metas. Y es una traición a quienes somos como país".


En su octavo discurso sobre el Estado de la Unión desde que llegó a la Casa Blanca, Obama rechazó las sugerencias de los republicanos –incluyendo más de una docena de precandidatos presidenciales– de que él había dañado a la economía. Y dijo que Estados Unidos es la "economía más sólida y resistente del mundo". "Estamos en el medio del período más largo de creación de empleo privado en la historia... Nuestra industria automotriz acaba de tener su mejor año. La actividad industrial creó casi 900.000 puestos de trabajo en los últimos seis años. Y logramos todo esto recortando nuestro déficit en casi tres cuartas partes".


Pero Obama señaló que comprende por qué los norteamericanos están ansiosos sobre su futuro, diciendo que la economía está cambiando de manera "profunda" y que ha alterado la naturaleza fundamental del sueño americano –la gente que trabajaba mucho tendrá una vida decente y brindará un mejor futuro a sus hijos.

Mencionó el reemplazo de puestos de trabajo por tecnologías autómatas, la libertad de movimiento internacional para las empresas y el aumento de las desigualdades. "Si bien ninguna de esas tendencias se producen sólo en Estados Unidos, ofenden nuestra creencia americana de que todo el que trabaja mucho debería tener una oportunidad".


En cuanto a la defensa a su política exterior, Obama dijo que los republicanos están equivocados cuando critican su plan para derrotar a Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) porque el terrorismo tiene más importancia desde los recientes atentados en París y California.


"Mientras nos centramos en destruir a ISIS, los mensajes exagerados de que ésta es la tercera Guerra Mundial simplemente benefician" a los yihadistas, aseguró Obama. "Montones de combatientes en la parte trasera de pickups y almas retorcidas ideando ataques desde departamentos o garages significan un peligro enorme para los civiles y hay que detenerlos. Sin embargo, ellos no amenazan nuestra existencia nacional".


Los republicanos desde Paul Ryan, el republicano que preside la Cámara de Representantes, hasta Jeb Bush, el ex gobernador de Florida que se candidatea para presidente, criticaron el discurso de Obama, en particular por su falta de detalles sobre cómo abordará el terrorismo y las amenazas a la política exterior. Bush tuiteó: "¿Más seguro? ISIS está creciendo. Corea del Norte prueba misiles nucleares. Siria es un caos. Los talibanes avanzan. Este presidente está viviendo en un mundo diferente." Trump tuiteó que el discurso fue "realmente aburrido, lento, apático –muy difícil de mirar!"