Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

El comercio mundial crece a su mayor ritmo en siete años

La mejora corresponde a la actividad en términos de volumen. Alivia el temor de los mercados de que el repunte se deba sólo al aumento de los precios de materias primas

El comercio mundial crece a su mayor ritmo en siete años

Hacía casi siete años que el comercio global de mercaderías no crecía a una tasa tan alta en términos de volumen. Ese dato ayuda a aliviar el temor a que la última recuperación de la actividad comercial se deba puramente al alza de los precios de las materias primas.


En términos de volumen, quitando el efecto de los cambios de precios, el intercambio global de mercaderías en el trimestre hasta enero fue 2,4% superior al de los anteriores tres meses, según cifras de la Agencia de Análisis de Política de Holanda, que pertenece a la Oficina Central de Planificación Económica (CPB) del mismo país. Se trata de la mayor lectura desde agosto de 2010.


"El crecimiento del comercio del año pasado fue muy muy débil, pero quizás ahora estamos viendo cierta aceleración", dijo Jos Ebregt, un investigador de la agencia holandesa, que forma parte del ministerio de asuntos económicos del país. "Dos meses atrás hubo un salto bastante alto en el crecimiento del volumen de comercio", agregó.


Simon MacAdam, economista asistente en Capital Economics, dijo que los datos "sugieren que la recuperación del comercio mundial que parecía asentarse a fines del año pasado ha continuado en 2017". "Además, el panorama inmediato parece ser razonablemente bueno, con muchos indicadores apuntando a un crecimiento del comercio aún más fuerte," agregó.


El rebote está encabezado por los mercados emergentes, que elevaron 4,2% sus exportaciones en el período de tres meses, y subieron 4% sus importaciones, según datos de CPB. Las exportaciones provenientes de América latina aumentaron 8,1% en términos de volumen, las provenientes de Europa central y oriental 5,9% y Asia 4%, con éste último elevando sus importaciones 5%. Por el contrario, las economías avanzadas registraron subas más moderadas de 1,7% para las exportaciones y 0,5% para las importaciones.


Es la continuación del patrón de los últimos años, con los países del mercado emergente aumentando 29,1% sus exportaciones –en volumen– desde enero de 2008, muy por encima del crecimiento de 8,3% que se anotaron los mercados en desarrollo, según Capital Economics.


Gran parte del debate sobre salud del comercio global provino de la fluctuación del valor en dólares de las transacciones. Durante 2015, el comercio según esta medición, se estaba contrayendo a una tasa anualizada de más de 10%, casi totalmente debido a la caída de los precios de los commoditites.


Entre marzo de 2014 y enero de 2016, los precios unitarios de las exportaciones globales cayeron 22%, según CPB. En el periodo de 12 meses desde entonces, mayormente gracias a la recuperación parcial de los precios de los metales y energía, los precios unitarios de los bienes comercializados subieron 4,1%.


Combinado con el incremento de los volúmenes comercializados, el valor del comercio global, medido en dólares, subió 7,5% en el año a enero, según cálculos de Capital Economics, el ritmo más alto desde diciembre de 2011.


Gordian Kemen, director global de estrategia de renta fija en mercados emergentes en Morgan Stanley, es optimista y asegura que es errónea la creencia de que la mayor parte de la recuperación del comercio se debe la demanda especulativa de materias primas, como el renovado interés de China por el mineral de hierro. "La composición de las exportaciones para algunas economías claves del mercado emergente muestra que materias primas y productos industrializados subieron en los últimos trimestres", aseguró Kemen. "En particular, Brasil y Colombia muestran una mejora fuerte en el área de producción industrial", agregó.


"Esto respalda más la noción de que el actual repunte del comercio global podría sostenerse y que proviene de las grandes economías del mercado emergente que se están recuperando de recesiones y otros shocks idiosincrásicos en 2015".