Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El banco HSBC sale a recomprar acciones para evitar el pesimismo

La decisión se tomó luego de que la entidad informara una caída del 45% en sus ganancias del segundo trimestre. Quiere absorber u$s 2500 millones en títulos propios

El banco HSBC sale a recomprar acciones para evitar el pesimismo

El banco HSBC inició la recompra de hasta u$s 2.500 millones de sus acciones este año y espera hacer otra operación igualmente "sustancial" en 2017, aseguró el CEO de la entidad Stuart Gulliver, lo que provocó un alza de los papeles superior al 5%.

Los comentarios tuvieron lugar mientras el banco más grande de Europa en términos de activos informaba una caída de 45% en sus ganancias del segundo trimestre, y abandonaba sus metas de retorno sobre el capital citando como motivo el incierto panorama económico.

La recompra es posible gracias a la venta de la unidad brasileña de HSBC –operación que forma parte de un mayor programa de reducción de las extensas operaciones globales que tiene la entidad para que ésta sea más rentable y esté más focalizada.

HSBC vendió una unidad de tarjetas de crédito y algunas sucursales en Estados Unidos durante 2012 y 2013 –pero recién recibió hace poco la aprobación de los reguladores norteamericanos para transferir ese capital a su compañía controlante. Será la primera vez que envía capital desde los Estados Unidos desde 2007.
 

Gulliver dijo que el capital proveniente de Estados Unidos podría conducir a una "sustancial" recompra de acciones en 2017, si bien advirtió que no se empleará todo lo producido de las ventas norteamericanas.
"Hay que asumir que valdría la pena hacer el ejercicio si el monto está en el mismo rango de la recompra que estamos haciendo ahora", explicó Gulliver.

"Es un número grande," señaló el director Iain Mackay. El banco también necesita obtener la aprobación de los reguladores británicos para concretar la recompra. Chirantan Barua, analista de Bernstein, describió la liberación del capital estadounidense como una sorpresa total, y dijo que estimaba que la recompra de 2017 podría llegar a ser de u$s 3.000 millones. También podría haber más en los años posteriores.

El banco finalmente también abandonó su política de dividendos progresivos, que implicaba un tasa de 8% –una de las más alta del índice FTSE 100– y que estaba siendo analizada por los inversores debido a las menores ganancias. "Quitamos la palabra "progresiva". Había sido interpretada como que el dividendo subiría siempre".
HSBC obtuvo ganancias antes de impuestos por u$s 3.610 millones en el segundo trimestre, comparado con los u$s 6.570 millones del año anterior y con los u$s 3.900 millones que esperaban los analistas.

El banco ayer describió los resultados como "un desempeño razonable dada la gran incertidumbre imperante".
Las menores ganancias se atribuyen en parte a la caída de los ingresos provenientes de las operaciones asiáticas del banco, mientras que las bajas tasas de interés sumaron presión sobre las utilidades de la banca minorista.

HSBC también informó que elimina su meta de alcanzar un retorno sobre el capital de 10% a fines de 2017.
Gulliver señaló que los efectos totales de la votación del Brexit todavía están por verse. "Estamos monitoreando activamente nuestra cartera para identificar con rapidez cualquier área de tensión. Sin embargo, todavía es demasiado temprano para decir qué partes pueden verse afectadas y en qué medida".

Antes del referéndum británico, HSBC advirtió que podría trasladar 1.000 puestos de empleo de Londres a París en el caso de que ganara el Brexit. El banco se ha mostrado más optimista desde entonces. El presidente Douglas Flint, haciendo hincapié en que su casa matriz permanecerá en Londres aún después de que el Reino Unido deje de formar parte de la Unión Europea.

La semana pasada su rival local Lloyds Banking Group atribuyó al Brexit su decisión de eliminar otras 200 sucursales en el Reino Unido y 3.000 puestos de trabajo. La ganancia antes de impuestos que obtuvo HSBC con sus operaciones de banca de inversión subió 10% en el segundo trimestre comparado con el mismo período del año pasado.

El precio de las acciones de HSBC ha sido uno de los más constantes comparado con los bancos europeos en 2016, ya que cayó apenas 1% en lo que va del año, mientras que el índice de 600 bancos Stoxx Europe retrocedió más de 28%.