Lunes  28 de Octubre de 2019

El Fondo Monetario Internacional tiene una segunda oportunidad en Argentina

El presidente saliente Mauricio Macri y el presidente electo Alberto Fernández deberían trabajar junto con el FMI para colocar a la frágil economía local en el sendero de la estabilidad y el crecimiento sostenible.

El Fondo Monetario Internacional tiene una segunda oportunidad en Argentina

El año pasado Mauricio Macri, el presidente saliente de Argentina, recurrió al FMI tras una significativa devaluación del peso en 2018 que se intensificó este año tras un pésimo resultado en elecciones primarias. Las dos partes acordaron las políticas que causaron la crisis en el marco de un paquete de rescate de u$s 57.000 millones, el mayor en la historia del Fondo. Ese programa fracasó y el pueblo argentino eligió la fórmula Fernández-Fernández emitiendo un voto de no confianza.

Kristalina Georgieva, la nueva directora gerente del FMI, hereda los errores de su predecesora, Christine Lagarde, y de Macri. Pero tiene una segunda oportunidad para hacer bien las cosas. Por el futuro del país, la reputación del FMI y las perspectivas de la economía mundial, es esencial renegociar el paquete de medidas de manera tal que coloque a la Argentina en la senda de la estabilidad y el crecimiento.

Por los anteriores errores del FMI, muchos países emergentes y en desarrollo han acumulado reservas de divisas como forma de seguro, para evitar tener que acudir al Fondo. Esto equivale a una gran transferencia de riqueza hacia las economías avanzadas, capital que podría destinarse a inversiones productivas si el FMI funcionara de la manera en que fue diseñado.

Alberto Fernández prometió respetar todos los contratos y hacer un esfuerzo para pagar las obligaciones de Argentina. Sería equivocado describir al nuevo gobierno de irresponsable.

Georgieva y el directorio del FMI deberían evitar cualquier sugerencia de este tipo y trabajar para calmar los mercados, brindar un margen fiscal para que el nuevo gobierno pueda promover la recuperación y tener un rol en el reperfilamiento de las obligaciones de deuda externa argentina.

Fernández fue jefe de gabinete del difunto presidente Néstor Kirchner durante todo su mandato, de 2003 a 2007. Juntos, hicieron un esfuerzo responsable para renegociar las deudas de Argentina sobre una base sostenible. No sólo se redujo la deuda externa de u$s 140.000 a u$s 65.000 millones, sino que el gobierno también mantuvo superávit fiscal primario durante esos años.

El FMI debería tomarse más en serio su propia investigación sobre el papel de la política fiscal y la gestión de los flujos de capital. La misma demuestra que las políticas de austeridad tienen un impacto negativo en el crecimiento económico y el empleo, como admitió Olivier Blanchard, el entonces economista jefe del FMI y, por consiguiente, en las cuentas fiscales.

Esas políticas hacen que sea difícil enfrentar el aumento de la pobreza y aumentan la probabilidad de conflictos sociales en una situación ya de por si turbulenta. Los controles de capital son fundamentales para evitar la inestabilidad financiera y la fuga de capitales y, por lo tanto, son cruciales para la gestión macroprudencial. El Fondo los aplicó como política y se implementaron en programas para Islandia, Ucrania y otros países.

El FMI también debería coordinar con las principales instituciones financieras de desarrollo que operan en la región, como el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) y el Banco Interamericano de Desarrollo para poner en marcha un paquete de crecimiento anticíclico que incluiría la inversión en infraestructura respetuosa del clima y socialmente inclusiva.

Fernández dijo que está dispuesto a negociar con el FMI. Pero necesita margen para mejorar la situación interna de Argentina. El Fondo tiene la oportunidad de estar a la altura de los ideales de sus fundadores en la conferencia de Bretton Woods, cuando Harry Dexter White y John Maynard Keynes lo vieron no como una herramienta para la promoción de los intereses de los acreedores por encima de todo, sino como una institución equilibrada capaz de promover el ajuste sin causar recesiones y malestar social.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Kevin Gallagher, profesor y director de la Escuela de Estudios Globales Pardee.

Matías Vernengo, profesor de Economía en Bucknell University

Traducción: Mariana Oriolo

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,000058,000063,0000
DÓLAR BLUE-0,375965,250066,2500
DÓLAR CDO C/LIQ-0,2934-73,1202
EURO0,434866,622066,6470
REAL0,554314,651214,6568
BITCOIN0,60697.224,99007.232,0500
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS-1,312042,3125
C.MONEY PRIV 1RA 1D-1,818254,0000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-1,785755,0000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000044,5000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)0,0000165,00165,00
CUPÓN PBI EN PESOS0,00001,951,95
DISC USD NY0,000084,5084,50
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL1,450035.504,6300
BOVESPA0,5200112.199,7400
DOW JONES0,490028.132,0500
S&P 500 INDEX0,38123.168,5700
NASDAQ0,54008.717,3180
FTSE 1000,14007.139,7600
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO1,5586335,1945330,0504
TRIGO CHICAGO0,0000198,1405198,1405
MAIZ CHICAGO1,2262146,2540144,4824
SOJA ROSARIO0,0000248,0000248,0000
PETROLEO BRENT1,573265,210064,2000
PETROLEO WTI1,368759,990059,1800
ORO-0,12271.464,90001.466,7000