Jueves  13 de Junio de 2019

El Capitolio debería frenar los abusos de Donald Trump en comercio

El Capitolio debería frenar los abusos de Donald Trump en comercio

Los inversores respiraron el fin de semana pasado cuando Donald Trump se retiró de una guerra comercial con México. Pero esta sensación de alivio probablemente no dure mucho. Cada vez que el presidente de Estados Unidos tiene críticas de un país, recurre primero a los aranceles. Sus quejas no tienen que estar vinculadas con el comercio: en el caso de México, Trump estaba furioso por la persistente crisis migratoria en su frontera sur. Tampoco intenta relacionar sus acciones con cuestiones legales. Trump amenazó a México basándose en una ley de 1977 que autoriza al presidente a fijar sanciones a los países enemigos, estados terroristas y otros parias. México no se parece a ninguna de esas descripciones.

Lo mismo aplica al constante uso incorrecto del artículo 232 —que apunta a proteger a EE.UU. de amenazas estratégicas— para fijar aranceles a los amigos del país. Ninguna evaluación sensata define los metales canadienses o los autos europeos como una amenaza a la seguridad nacional norteamericana. Trump muestra señales de que seguirá abusando de sus poderes. Hace tiempo que el Congreso tendría que recuperar su rol constitucional en el área del comercio.

Para ser justos con los republicanos, el partido de Trump encabezó el rechazo a su actitud hostil del mandatario hacia México. Los senadores Ted Cruz de Texas y Chuck Grassley de Iowa, que normalmente son leales, criticaron el exceso de Trump. Otros, incluyendo Mike Lee de Utah y Pat Toomey de Pennsylvania, están redactando una ley que limitaría los poderes del presidente. Esa legislación claramente beneficiará a la nación.

Durante los últimos 70 años, los presidentes norteamericanos aprovecharon su influencia para promover acuerdos comerciales inteligentes. Pocas veces usaron la seguridad nacional o la emergencia como argumento para restringir las importaciones. Incluso en se caso, sus acciones eran comunicadas muy claramente y en general se extendían por cortos períodos de tiempo además de que ser ampliamente debatidas.

Trump prendió fuego esa tradición. Incluso con China, que para él es una amenaza a la seguridad nacional, denigró sus poderes en ambas direcciones. Más de una vez insinuó que levantaría la prohibición que recae sobre Huawei, la compañía de telecomunicaciones china, a cambio de concesiones por parte de Beijng. Una entidad representa o no una amenaza de seguridad. Es discutible si Huawei lo es. Las importaciones de aluminio europeo, no lo son. Trump no hace distinción.

El hecho de que el Congreso quiera controlarlo con el argumento del libre comercio, no es una pequeña ironía. La norma general de la política norteamericana ha sido que el Congreso no supervisa los grandes intereses comerciales de EE.UU. A la Casa Blanca siempre se la consideró pro comercio; y al Congreso, proteccionista. Esa regla ahora se da vuelta.

No sólo los republicanos pro libre comercio están emperrados. Los demócratas también tomaron una visión más amplia del interés nacional. Nancy Pelosi, vocera de los demócratas, incluso está dispuesta a aprobar un Nafta modestamente renegociado por Trump. Eso pese a que los cambios menores que consiguió Trump fueron tomados casi textualmente del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica, el cual negoció Barack Obama y recibió el rechazo de la mayoría de los demócratas.

La próxima ley claramente debería establecer que la Casa Blanca necesita la aprobación del Congreso para aplicar aranceles de emergencia. Eso eliminaría un gran elemento de inestabilidad de la economía global. Por esa razón, Trump casi seguramente vetaría el proyecto de ley, en cuyo caso ambas cámaras del Congreso necesitarían una mayoría de dos terceras partes para ignorar el veto. Las probabilidades en contra de eso son altas. Pero vivimos en tiempos cambiantes. Hace tres años nadie hubiera previsto que el Capitol Hill sería la rama del gobierno más sensata en comercio. Esa ley avanzaría hacia la reconstrucción de la confianza en el sistema norteamericano.

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN-3,389852,000057,0000
DÓLAR BLUE0,000057,000058,0000
DÓLAR CDO C/LIQ30,4929-57,0464
EURO-0,125960,724460,7508
REAL-1,570313,471913,4764
BITCOIN4,080310.737,280010.740,0400
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS-0,967757,5625
C.MONEY PRIV 1RA 1D-4,477664,0000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-4,379665,5000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000058,0000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)0,0000174,00174,00
CUPÓN PBI EN PESOS-1,09891,801,82
DISC USD NY-1,282177,0078,00
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL-2,038031.039,3100
BOVESPA-0,850099.805,7800
DOW JONES1,060025.886,0100
S&P 500 INDEX1,28742.888,6800
NASDAQ1,42007.895,9940
FTSE 1000,14007.139,7600
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO-1,5566313,6994318,6598
TRIGO CHICAGO-1,3277170,6745172,9710
MAIZ CHICAGO-1,6173143,6950146,0571
SOJA ROSARIO1,2397245,0000242,0000
PETROLEO BRENT2,012359,820058,6400
PETROLEO WTI2,423956,200054,8700
ORO-0,77361.500,80001.512,5000
Revista Infotechnology