Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El CEO de Bovespa dice que Brasil necesita "un shock de capitalismo"

La Bolsa de San Pablo planea seguir adelante con su expansión regional después de un año de agitación política

Considerando la reciente crisis política y económica de Brasil, Edemir Pinto, CEO de BM&FBovespa -el operador de la Bolsa del país-, apenas puede contener el entusiasmo.
En agosto, el Senado brasileño votó la destitución de la presidenta Dilma Rousseff poniendo fin a casi 14 años de gobierno del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT). Los analistas culpan a la administración de haber provocado la peor recesión en la historia del país y de haber entorpecido el crecimiento de sus mercados de capitales.
En el lugar de Rousseff asumió Michel Temer, quien designó a algunas de las figuras más respetables del mercado para dirigir el ministerio de Finanzas y las compañías estatales de Brasil, y está preparando al país para lo que Pinto espera sea "un shock de capitalismo". "El equipo económico que armó el gobierno es un dream team, es música para los oídos de los mercados", aseguró Pinto.
Durante los últimos años, los mercados de capitales de Brasil se llevaron la peor parte de los múltiples dilemas que atraviesa el país. La revelación de que hubo un inmenso esquema de coimas en la petrolera estatal Petrobras, una de las compañías cotizantes más grandes de Brasil, interrumpió el mercado de valores y durante meses impidió que cualquier empresa emita deuda en mercados internacionales. Mientras tanto, el intervencionismo del gobierno y, en particular, un impuesto a las operaciones financieras asustaron a los inversores y las operaciones se trasladaron fuera del país.
Mientras los inversores abandonaban el mercado y la economía caía 7,5% en 2010, para las empresas nuevas se volvió casi imposible desembarcar en la Bolsa. "Hay mucha demanda de ofertas públicas de acciones contenida -en los últimos tres años sólo vimos dos pequeñas operaciones", dijo Pinto.
"Brasil estaba tan mal y los precios de las compañías tan bajos que era mejor esperar", agregó. "Pero ahora que Brasil está dando vuelta la página, las empresas están volviendo y haciendo averiguaciones", dijo, agregando que cerca de 60 firmas registraron su interés de cotizar en la Bolsa.
Pero si bien el nuevo gobierno de Brasil impulsó las esperanzas de los inversores, la recuperación económica dependerá de la capacidad que tenga Temer para implementar medidas fiscales que controlen el gasto público, que se disparó durante la administración del PT, lo que le costó a Brasil su nota de investment grade.
Sin embargo, las crisis no detuvieron la agresiva expansión de BM&FBovespa en Latinoamérica, contó Pinto. "Nuestros competidores no son locales sino globales, necesitábamos crear infraestructura que nos fortaleciera a nosotros y nos permitiera competir a nivel global", dijo, citando la reciente adquisición de Cetip, la cámara compensadora más grande del país, por parte de BM&FBovespa. La operación, anunciada en abril, intensificará el dominio del operador en Brasil, lo que le permite controlar las actividades de clearing y depósito de todo tipo de activos financieros.
Mientras tanto, BM&FBovespa está siguiendo un ambicioso plan de compra de participaciones minoritarias de las bolsas más grandes de latinoamérica. "En Argentina, Chile, Perú y Colombia, hay grandes compañías y fondos de pensión pero cotizan en Nueva York, Londres y Asia. Necesitamos encontrar la manera de que usen América Latina", aseguró.
El grupo, con casa central en San Pablo, ya adquirió participaciones de bolsas de Chile, México y Colombia y espera completar adquisiciones en Argentina y Perú hasta final de año, comentó. BM&FBovespa aspira a tener un lugar en el directorio de cada bolsa, lo que le permite trabajar junto los países para integrar más los mercados de la región. "Tenemos que unirnos porque juntos podemos hacer mucho más. ¿Qué sentido tiene que nos enfrentemos entre nosotros en un mundo globalizado?", concluyó.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar