Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

El Bundesbank pide que la jubilación sea a los 69 años

Los alemanes jóvenes tendrán que trabajar durante aún más tiempo de lo planeado para pagar la jubilación de sus padres, según el Bundesbank. Los cálculos del banco central no coinciden con los del gobierno, que había dicho que las subas programadas para la edad jubilatoria eran suficientes para cubrir los costos de sostener a una población germana que envejece.

Los trabajadores de la economía más grande de la eurozona ahora pueden retirarse después de los 45 años de servicio o a los 65 años de edad. El gobierno planea elevar gradualmente la edad jubilatoria a 67 en 2029. Pero los economistas del Bundesbank aseguran que es poco probable que eso alcance para cubrir las pensiones del creciente número de jubilados.

En cambio, la edad de retiro tendría, después de 2029, que subir otros dos años antes de 2060. Eso implica que una persona de 25 años que entra en la fuerza laboral alemana hoy tendría que trabajar cuatro años más que la actual cosecha de jubilados –que deberá hacerlo hasta los 69 años.

El Bundesbank dijo en su último boletín mensual: "En términos generales, hay evidencias de que la vida laboral más prolongada y la mayor edad jubilatoria deberían recibir una mayor consideración".

El banco central agregó que la mayor edad jubilatoria hacia los 69 años entre 2030 y 2060 ayudaría a cerrar la brecha financiera que produce el mayor número de jubilados.

La canciller Angela Merkel le restó importancia a los comentarios del Bundesbank.

Steffen Seibert, vocero de Merkel, dijo ayer que el gobierno mantiene su programa de elevar la edad jubilatoria a 67 en 2029. "Esto es sensato dado el desarrollo demográfico del país. Hay siempre discusiones y a veces el Bundesbank también forma parte de dichas discusiones", señaló.

El informe se conoció en medio de la presión política para que entreguen regalos electorales a los jubilados, cuya asistencia a las elecciones es muy superior a la de los votantes jóvenes. Con las elecciones parlamentarias en el otoño boreal de 2017 y dos elecciones regionales el mes próximo, Merkel está ansiosa por evitar cualquier asociación con el impopular plan de elevar la edad jubilatoria.

Los socialdemócratas, socios de la coalición CBU/CSU de Merkel, están presionando para que la jubilación financiada por el gobierno sea más elevada para las personas de menores ingresos. La canciller está recibiendo presiones para que presente propuestas propias que beneficien a los jubilados.

El gobierno informó que subirá las pensiones que cobran las mujeres ancianas que dejaron sus empleos pagos para dedicarse al cuidado de sus hijos. Pero Merkel enfrenta críticas de los liberales del CDU/CSU porque éstos temen que el estado prometa más de lo que puede afrontar.

Alemania tiene una de las sociedades que más envejecen en el mundo y los economistas han expresado preocupación por cómo cubrir los costos del mayor número de jubilados con un mercado laboral que se contrae.

Las reformas que permiten a los trabajadores con 45 años de servicio jubilarse antes de los 65 años recibieron críticas de los economistas cuando se conocieron en 2013.