Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El 2016 puede ser un año récord de emisión de deuda corporativa

Las grandes fusiones y adquisiciones llevaron a las compañías a colocar obligaciones negociables. Sólo en Estados Unidos el monto total alcanzó u$s 1,4 billones

British American Tobacco ofreció u$s 47.000 millones a Reynolds

British American Tobacco ofreció u$s 47.000 millones a Reynolds

La ola de exitosas adquisiciones impulsó el mercado de bonos corporativos, lo que ofrece nuevo empuje a lo que ya se espera será un año récord de emisión de deuda.

Los bancos e inversores están observando una serie de potenciales colocaciones de bonos que tienen como objetivo financiar fusiones protagonizadas por gigantes como la telefónica AT&T, el fabricante de chips Qualcomm, el grupo de fibra óptica CenturyLink y la compañía de cigarrillos British American Tobacco. La mayoría de esas ventas de títulos de deuda, se completarán en 2017.

La acumulación de fusiones y adquisiciones que todavía no tienen financiamiento había llegado a u$s 246.000 millones a fines de septiembre, lejos de los u$s 900.000 millones de fines de 2015, según estrategas de crédito del Bank of America Merrill Lynch. Esa cifra subió 87% a u$s 460.000 millones después de una serie de recientes anuncios.

"Pensábamos que la oferta de deuda corporativa caería algo el mes próximo y de repente necesitamos repensar esa idea", aseguró Justin D‘Ercole de Barclays.

"La verdadera pregunta es en qué grado las fusiones y adquisiciones, que habían cedido en los últimos seis meses, se han acelerado y si eso es sostenible". La respuesta no se sabe pero cada vez que uno ve uno de estos repuntes hay una reacción en cadena . . . que a menudo lleva a una mayor actividad y mayores [ventas de deuda]".

El ciclo de crédito tradicional cambió drásticamente por el estímulo proveniente de un grupo de bancos centrales, lo que redujo los costos del endeudamiento corporativo y colocó deuda por más de u$s 12 billones en territorio de rendimiento negativo. Los programas de compras de bonos, que las autoridades del Banco Central Europeo, el Banco de Inglaterra y el Banco de Japón esperan que fomente la actividad económica, hicieron que los inversores se volcaran por las clases de activos con más riesgo y empujaron a las compañías a cerrar adquisiciones en busca de un mayor crecimiento.

Los bancos especializados en fusiones y adquisiciones dependen de sus colegas de colocación de deuda para emitir cheques por miles de millones de dólares y ayudar a cerrar las operaciones. La compra de Time Warner por parte de AT&T (por u$s 85.000 millones) incluyó un préstamo puente de u$s 40.000 millones otorgado por JPMorgan y Bank of America, financiación que luego será reemplazada por deuda a más largo plazo. General Electric también recurriría a los inversores de bonos para su fusión con Baker Hughes, mientras que CenturyLink dijo que tomaría deuda nueva por u$s 7.000 millones para financiar la adquisición de Level 3 Communications.

Las colocaciones de obligaciones negociables más grandes del año, incluyendo la venta de u$s 46.000 millones por parte de Anheuser-Busch InBev y la oferta de u$s 20.000 millones de Dell, ambas operaciones para financiar adquisiciones, fueron bien recibidas. La abundante liquidez de los inversores junto con los acuerdos recién anunciados auguran un buen comienzo de 2017, señaló AJMurphy, director de mercados de capitales globales en Bank of America Merrill Lynch.

"El mercado, dados algunos vientos de cola técnicos, estaba bastante preocupado porque no se veían grandes planes de colocación de deuda", contó Murphy. "Los inversores están felices de ver que habrá mucho para comprar. Hay mucho dinero en efectivo persiguiendo el mercado por lo que esta oferta es muy bienvenida", agregó.

Las compañías y los bancos ya emitieron deuda por u$s 1,4 billones en Estados Unidos este año, un ritmo récord según Dealogic.

Las ofertas de bonos globales se incrementaron 9% comparado con el año pasado a u$s 5,8 billones, y los oficiales de los bancos sostienen que antes de fin de año se llegará a un nuevo récord.