U$D

MIÉRCOLES 22/05/2019

EE.UU. obliga a empresas en Argentina a llevar la contabilidad en dólares

Dejan de usar el peso como moneda para llevar los libros contables de sus negocios en el país. Ese cambio les provocó pérdidas multimillonarias

EE.UU. no cree que Macri logre domar la inflación en el corto plazo

EE.UU. no cree que Macri logre domar la inflación en el corto plazo

La galopante inflación que sufre Argentina obligó a las compañías estadounidenses a dejar de usar el peso como moneda para llevar los libros contables de sus negocios en el país. Ese cambio les provocó pérdidas multimillonarias en divisas.

Las normas contables de Estados Unidos ahora están exigiendo a las empresas norteamericanas utilizar el dólar como su "moneda funcional" en Argentina debido a que la inflación acumulada de los últimos tres años superó el 100%.

Los últimos resultados anuales mostraron el resultante costo para varios grupos que cotizan en Nueva York, que fueron forzados a implementar el cambio contable según los Principios Contables Generalmente Aceptados durante el verano boreal pasado.

Las compañías que cuantificarán el golpe a sus ganancias incluyen la aseguradora Assurant, que hizo una previsión de u$s 17,2 millones; la empresa de seguridad Brink’s (u$s 8 millones) y la consultora de personal ManpowerGroup (u$s 2,5 millones). La mayoría afirmó que los costos son insignificantes en el contexto de sus operaciones globales.

Eduardo Loiacono, socio de mercado de capitales en PwC Argentina, señaló que el cambio de la moneda funcional implica "que de un día para el otro, uno tiene que medir todas nuestras transacciones en dólares estadounidenses".

Al mismo tiempo, agregó, las subsidiarias en Argentina también deben llevar sus libros en pesos en cumplimiento con las normas locales. "Es un desafío, y también más trabajo. Pero las compañías estadounidenses no tienen opción más que hacerlo", dijo Loiacono.

Ciro Buttacavoli, socio de Grant Thornton, aseguró que el uso del dólar en vez del peso podría conducir a que se informen cifras "infinitamente diferentes". Afirmó también que esa modificación podría requerir a las compañías norteamericanas contabilizar ganancias o pérdidas, porque significará que tuvieron que volver a calcular sus activos y pasivos.

Assurant dijo en su informe anual que el giro hacia el uso de dólares para su operación en Argentina lo obligó a recalcular "el activo y pasivo monetarios nominados en dólares".

El dolor de cabeza contable es la última dificultad que enfrenta la firma multinacional en Argentina. La continua volatilidad económica es uno de los principales factores que disuade a las empresas de invertir más en el país gobernado por el presidente Mauricio Macri.

"La inflación alta es mala por los negocios, tanto extranjeros como locales", dijo Juan Manuel Vaquer, miembro del comité ejecutivo de la Cámara de Comercio de Estados Unidos en Argentina. "Claramente no es un entorno conveniente para atraer inversiones". Y agregó: "Las compañías quieren previsibilidad, y en un escenario de tan alta inflación es muy difícil planificar."

Un déficit fiscal crónico generado por el exceso de gasto, a menudo financiado por el banco central imprimiendo dinero, dejó a Argentina luchando contra la inflación durante la mayor parte del siglo pasado.

Poco tiempo después de asumir la presidencia hace más de tres años, cuando la inflación era de 30%, Macri prometió que para fines de su mandato a fines de este año la inflación habría bajado a cerca de 5%. Por el contrario, el alza de precios actual es superior a 50%.

Una pronunciada devaluación del peso el año pasado le dio el golpe final al programa anti inflacionario de Macri, que ya venía descarrilado. El banco central todavía lucha por recuperar la credibilidad en los mercados, si bien los economistas esperan que una política monetaria ultra restrictiva comenzará a dar resultados a fines de este año.

Argentina también será tratado como "hiper inflacionaria" según las Normas Internacionales de Información Financiera, pero eso no tuvo el mismo efecto que las reglas estadounidenses, aseguran los expertos contables. Las subsidiarias argentinas de compañías internacionales con sede central fuera de Estados Unidos pueden continuar usando el peso para sus registros contables pero deben ajustarlos por inflación.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés

Shopping