U$D

DÓLAR
/
MERVAL

Derrumbe de exportación petrolera en Venezuela impulsa el precio del crudo

La disminución de la oferta, que incluirá en breve los envíos de Irán, podría brindar el "cóctel perfecto" para que el petróleo llegue a u$s 100 el barril el año próximo o antes

Derrumbe de exportación petrolera en Venezuela impulsa el precio del crudo

Con las exportaciones de crudo venezolano al borde de caer por debajo del millón de barriles diarios, un mínimo histórico, el argumento de que subirá el precio de la energía tiene otro respaldo mientras los acreedores de la castigada petrolera estatal PDVSA amenazan con embargar activos en el exterior.

El mercado energético global se está preparando para un pico en los precios del crudo como resultado de las menores exportaciones de Venezuela y de la gran probabilidad de que disminuyan las ventas externas de petróleo iraní, a raíz de las sanciones impuestas por la administración Trump desde que EE.UU. se retiró del acuerdo nuclear con Irán.

Una disminución de la oferta proveniente de Venezuela y de Irán podría brindar el "cóctel perfecto" para que el petróleo llegue a u$s 100 el barril el año próximo o antes, aseguran los analistas del broker PVM que tiene su sede en Londres.

Ayer el crudo tocó los u$s 79 el barril, su nivel más alto en cuatro años. Esa cotización podría generar presión sobre la OPEP y Rusia para que desarmen el acuerdo de reducción de oferta durante 18 meses.

Las exportaciones petroleras de Venezuela cayeron 40% de abril 2017 a abril de este año, a 1,1 millones de b/d, según datos de Kpler, firma que monitorea los buques petroleros.

Y se observa que las exportaciones de los miembros de la OPEP están disminuyendo abruptamente mientras crecen los problemas con PDVSA. Russ Dallen del banco de inversión Caracas Capital sostiene que la compañía enfrenta "una avalancha" de juicios por bonos impagos.

La compañía norteamericana de exploración y producción ConocoPhillips hace poco obtuvo órdenes judiciales que le otorgan el control de los activos de refinería y almacenamiento que son propiedad de PDVSA y se encuentran en el Caribe, un centro desde donde se exporta crudo venezolano hacia Asia.

El cumplimiento de una sentencia arbitral por u$s 2000 millones, relacionada con la nacionalización de proyectos de Conoco en 2007, llevó a PDVSA a suspender el almacenamiento y transporte de petróleo desde las terminales en el Caribe y ordenó el regreso de los buques cargueros a aguas nacionales para evitar embargos.

"Esto demuestra lo devastador que podría ser para las exportaciones de petróleo venezolano el impago de los arbitrajes o las deudas que tiene PDVSA", dijo Francisco Monaldi, del Instituto Baker para Políticas Públicas de la Universidad Rice. "Eso empeorará la situación que ya es catastrófica".

Un ejecutivo del sector señaló que no está claro si Conoco tomó posesión de los activos incautados, pero PDVSA está reclamando en los tribunales y tratando de esquivar las órdenes. "En el corto plazo, seguramente esto tendrá un impacto en las exportaciones venezolanas y en los mercados de petróleo".

Al menos 150.000 b/d de crudo venezolano se exportaron vía las terminales a las que apunta Conoco. Pero no sólo está en riesgo esa oferta, el efecto secundario de cualquier embargo y demoras en puertos en Venezuela podrían provocar caídas aún mayores en las ventas al extranjero.

Varios buques petroleros empleados por PDVSA fueron incautados por las autoridades locales por incumplimientos anteriores en el pago de deudas. Pero ahora una nueva ronda de reclamos presentados por contratistas de la petrolera estatal podría impedir exportaciones.

El país, que tiene las mayores reservas de crudo probadas del mundo, enfrenta una devastadora recesión y enormes pagos de deuda a bonistas, mientras también debe hacer frente a otros casos de arbitraje después de una ola de nacionalizaciones efectuadas durante el gobierno del fallecido Hugo Chávez.

SNC-Lavalin, grupo canadiense de ingeniería y construcción, inició acciones legales en Nueva York la semana pasada por falta de pago de un pagaré. Ese juicio le permitiría embargar activos por u$s 25 millones. Dicho reclamo es pequeño, pero podrían seguir otros por instrumentos financieros similares impagos por más de u$s 2000 millones.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar