U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Cumbre Kim-Trump: Corea del Norte fue la gran ganadora

A cambio de detener los ejercicios militares con Corea del Sur, el presidente estadounidense sólo consiguió vagos compromisos del líder norcoreano

La cumbre fue seguida con interés en Corea del Sur

La cumbre fue seguida con interés en Corea del Sur

Apenas se había firmado el acuerdo entre el presidente de Estados Unidos Donald Trump y líder norcoreano Kim Jong Un,los observadores ya estaban poniendo el grito en el cielo.

Pero antes de que Trump hubiera siquiera concluido con la caótica conferencia de prensa que duró una hora, la conclusión para muchos analistas era irremediable: la cumbre fue una victoria para el líder norcoreano de 34 años. Estados Unidos hizo grandes concesiones a cambio de apenas vagos compromisos.

En una declaración conjunta, Estados Unidos se comprometió a brindar garantías de seguridad a Corea del Norte a cambio de la promesa de desnuclearización.

Si bien Trump anunció que detendrá los ejercicios militares norteamericnaos con Corea del Sur en la península, Kim no ofreció detalles de cómo desmantelaría un programa nuclear que incluye docenas de ojivas y misiles de largo alcance.

Andrei Lankov, un experto en Corea del Norte de la Universidad Kookmin, dijo que la declaración conjunta tiene "cero" valor práctico. "Estados Unidos podría haber conseguido concesiones serias, pero no se hizo", agregó Lankov. "Corea del Norte se va a envalentonar y Estados Unidos no obtuvo nada".

El encuentro, señaló Euan Graham, un experto en Asia del Lowy Institute en Sidney, dejó un "gran ganador" y ese fue Kim, que no brindó ningún detalle de la desnuclearización. La declaración conjunta tampoco hace mención a una "desnuclearización total, verificable e irreversible", algo que Estados Unidos había insistido en que era el único resultado aceptable de la cumbre.

Victor Cha, un experto en Corea que en un momento fue mencionado como posible embajador de Trump en Seúl, se preguntó con incredulidad: "¿Necesitábamos una cumbre para conseguir este documento?". Sin embargo, Cha luego agregó que el acuerdo es "aún mejor que la guerra y el comienzo de un proceso".

Ahora mucho depende de qué tan sincero sea Kim en lo que se refiere a sus promesas de mejorar lazos con Estados Unidos y reformar su nación.

Si bien el líder norcoreano puede estar a la altura de la confianza que le brindó Trump, muchos expertos son profundamente escépticos, en particular dada la historia del régimen de incumplir los acuerdos que implican abandonar su programa nuclear.

"El acuerdo no cumple con las expectativas de la gente. Debería haber incluido detalles sobre la desnuclearización completa y su cronograma", aseguró Nam Sung-wook, ex director del Instituto para la Estrategia de Seguridad Nacional en Seúl.

El sorpresivo anuncio de Trump de que detendrá los ejercicios militares conjuntos con Corea del Sur también provocó fuertes críticas, que afirman que el presidente norteamericano se dejó manipular por Kim.

"Corea del Norte no parece haber cedido mucho más que cerrar su establecimiento de pruebas de misiles y devolver los restos de soldados norteamericanos," señaló Chung Sung-yoon, analista del Instituto Korea para la Unificación Nacional. "Trump parece haber mordido el anzuelo".

Mientras Estados Unidos y Corea del Norte preparaban el terreno para la histórica cumbre durante los últimos meses, los expertos y ex funcionarios con experiencia en trato con Pyongyang advertían sobre las antiguas tácticas norcoreanas.

Afirmaban que el régimen solo buscaba manipular a Estados Unidos prolongando el ejercicio de la diplomacia, mientras al mismo tiempo juega para que sus aliados China y Rusia suavicen las sanciones.

Bruce Kingner, ex analista de Corea del Norte, dijo que la declaración fue "extremadamente decepcionante" porque los cuatro principales componentes estaban presentes anteriores documentos firmados por otras administraciones con Pyongyang. "El lenguaje utilizado y las ideas fueron levantados de anteriores acuerdos y declaraciones conjuntas", agregó.

Sin embargo, señaló que el acuerdo podría haber sido mucho peor. "Se temía que Trump aceptara prometer un avance hacia una declaración o tratado de paz y potencialmente poner sobre la mesa las tropas norteamericanas en Corea del Sur.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés